Origen de la educción agrícola en RD

Origen de la educción agrícola en RD

Francisco de Paule Charbonneaux intodujo enseñanza agrícola e RD

Aunque hay apuntes y narraciones que dicen lo contrario, la paternidad de la introducción de la enseñanza agrícola en nuestro país pertenece al sacerdote francés Francisco de Paule Charbonneaux, quien en  1856, hace 165 años, sugirió al presidente Buenaventura Báez  la conveniencia de establecer una escuela agrícola en el Castillo San Jerónimo, de la  avenida  Independencia, de esta capital,  frente a Nelly Rent-Car.

Tiempos después,  entre los  años 1910/12, en el Gobierno de Ramón Cáceres, se establece en San Cristóbal una granja agrícola, levantada en terrenos donados por  Santiago Michelena. Posteriormente empezó a funcionar el Colegio de  Agricultura de Haina, que luego fue trasladado a Moca  y de ahí a La Vega.

En  1946 surge la Ley Orgánica de Enseñanza Agrícola y mas adelante el Consejo Nacional de Enseñanza Agrícola, que presidió el secretario de Agricultura Rafael César Tolentino. La  Escuela Salesiana de Moca jugó un papel de primer orden en la formación de los recursos humanos del país, en un área tan importante como la agricultura y la pecuaria.

Allí se formaron muchos agrónomos de campo, jóvenes que contribuyeron  con la modernidad agrícola.

Mientras, el Instituto Agronómico San Ignacio de Loyola se establece en Dajabón en el mismo año, fundado por el padre Antonio López de Santa Ana, de la Orden Jesuita,  quien desde principios de 1942 motivaba a los habitantes de la Línea Noroeste, a sus superiores religiosos  y a las autoridades nacionales. El secretario de la época, Humberto Bogaert,  se identificó plenamente con la escuela y fue quien motivó a  Trujillo, que en nombre del Estado rubricó la documentación para iniciar el proyecto educativo.

En su obra Historia de la Producción Agropecuaria y Forestal en la República Dominicana, el Ing. Emilio Olivo Ponce de León relata que en ese tiempo en Dajabón surgió la motivación para el “Colegio Técnico-Agrícola-Pecuario” para varones y con la incorporación de los hermanos religiosos Martin Juffemen y Antón Malste, de la congregación Holandesa CSJ. Este centro expedía  títulos de “Maestro de Cultivos y Administración de Fincas Rurales, teniendo su primera graduación en el año 1950.

Se otorgaba el título de Perito Agrónomo. El Instituto Politécnico Loyola, de San Cristóbal, fundado a mediados de 1952, considerado el más importante centro de especialidades agrícolas en la formación de técnicos y líderes del sector. El agrónomo Hipólito Mejía, quien fue presidente de la República y secretario de Agricultura, es egresado del IPL. Otros exministros  egresados del IPL fueron Carlos Aquino  González, Domingo Marte, Sandino de Jesús y Víctor (Tito) Hernández.

La Universidad de Santo Domingo (hoy autónoma)  abrió la facultad de agronomía y veterinaria en el año 1955, cuyo “mentor y guía” fue Trujillo.  La enseñanza de la medicina veterinaria comenzó con los doctores españoles Vicente Callejas y Criado Amunatagui, y los dominicanos Jesús Alvarez Vicioso y su esposa Eulogia Lebrón (padres de Marisela Alvarez) y Jaime  Viñas Román.

La carrera de ingeniería agronómica  comienza después de la muerte de Trujillo, en el año 1962, con el entusiasmo y la dedicación del  científico Andrés Vloebergh.  Más adelante un grupo de profesores expulsados de la UASD, por presiones del Movimiento Renovador, fundaron la Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) que dentro de su plan de estudios incluyó la facultad de Ciencias Agropecuarias y Recursos Naturales.

                                    Primeros Médicos Veterinarios

Los primeros graduandos en esta disciplina recibieron becas completas que les concedió Trujillo a través del Partido Dominicano. Todos tuvieron al Jefe como su padre  “en justo reconocimiento por haber sido propulsor y protector de los estudiantes de medicina veterinaria. (Edición del periódico El Caribe, del 28 de octubre de 1960).

Más leídas