Ortiz está dispuesto a ir al bullpen Anaheim

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/4E998FD9-7DF0-43D7-99F2-DDACF6A803D5.jpeg

A pesar de haber sido el lanzador más ganador de los Angelinos de Anaheim durante la temporada del 2003, el dominicano Ramón Ortiz se encuentra ante la encrucijada de perder su puesto de abridor y ser enviado al bullpen.

Ortiz, quien ganó 16 encuentros en el 2003, se encuentra batallando el quinto puesto de la rotación con el veterano Aaron Sele aunque hay algunas cosas que parecen indicar que el quisqueyano perderá la codiciada posición de abridor.

Pero Ortiz no es un hombre que se dejaba caer y a pesar de la noción de ser relegado al bullpen luego de tener tres años laborando como abridor, el nativo de Cotuí no parece mortificarse ni un poco.

“Lo que diga (Mike) Scioscia, yo lo haré. El es el dirigente. No tendría ningún problema con eso”, dijo Ortiz a Los Angeles Times al ser cuestionado sobre la posibilidad de ir al bullpen.

La llegada del dominicano Bartolo Colón y el venezolano Kelvin Escobar han recortado las oportunidades para Ortiz, quien ha venido batallando problemas de control durante los entrenamientos primaverales.

El lanzador derecho tuvo marca de 16-13 con 5.20 de efectividad en el 2003, año en el que toleró 28 cuadrangulares para ser uno de los pitchers que más batazos de cuatro esquinas permitió en el año.

Su marca general como abridor en las mayores es de 54-42 con 4.63 de efectividad en las tres temporadas en las que ha militado con los Angelinos de Anaheim.

La mejor temporada que ha registrado en las Grandes Ligas ha sido la del 2002, cuando ganó 15 encuentros y perdió apenas en nueve ocasiones mientras registraba efectividad de 3.77.

Los otros lanzadores que estarían ocupando la rotación de los Angelinos, junto a Colón y Escobar, serían Jarrod Washburn, John Lackey y Sele.

Los Angelinos fueron uno de los equipos que más invirtieron en su roster durante la temporada muerta al añadir a los lanzadores ya mencionados así como también a los toleteros Vladimir Guerrero, desde los Expos de Montreal, y a José Guillén, de los Atléticos de Oakland, ambos en la agencia libre.

Con estos movimientos, la franquicia californiana busca regresar a la condición que los llevó a ganar la Serie Mundial durante la temporada del 2002, cuando vencieron a los Gigantes de San Francisco.