Osiris De León propone al Estado invertir en sector minero

Osiris De León propone al Estado invertir en sector minero

El geólogo considera que una minería sostenible, ejecutada con respeto a las normas ambientales

El hecho que, desde el punto de vista de la mineralogía, la isla La Española es una de las más ricas de las Antillas, el Estado dominicano debería arriesgarse a invertir en la explotación minera y dejar de ser un ente pasivo que solo comparte beneficios con las empresas a las que se les otorgan esas concesiones.

El planteamiento es del geólogo Osiris de León, quien afirma que el país cuenta con recursos económicos, tecnológicos y humanos para emprender ese propósito.

Sin embargo señala que para lograrlo se necesita que las esferas estatales se despojen del prejuicio de que ese tipo de inversiones solo las puede hacer el sector privado.

Para reforzar sus planteamientos De León explica que el potencial minero de la República Dominicana lo avala la mina de Pueblo Viejo, en Cotuí, que es una de las cinco minas de oro de mayor producción del mundo.

Puede leer: Osiris de León: “El Gobierno debe hacer una evaluación sísmica urgente en todas las escuelas del país”

“Bajo ese criterio yo sería partidario de que el Estado invierta recursos. Eso no implica, para que no haya una confusión con la comunidad ambiental, que eso entre en conflicto con las normas ambientales y con la Ley de Áreas Protegidas.

“Eso lo que implica es que el Estado puede identificar todos los recursos minerales que tiene, y luego, de común acuerdo con la comunidad ambiental y con expertos en minería, definir cómo puede extraer esos recursos para el desarrollo de la sociedad, sin comprometer la sostenibilidad ambiental”, dijo.

Pero de embarcarse por ese rumbo, el modelo de manejo que se aplique debe estar basado en eficiencia y cero clientelismo político, porque de lo contrario se replicarían los viejos esquemas que incidieron en la desaparición de las empresas estatales, refirió.

Una fase de exploración

Si se diesen las condiciones para que el Estado dominicano invierta en explotación minera, primero hay que hacer una exploración exhaustiva de toda la vertiente norte de la Cordillera Central, desde la zona de Villa Altagracia y Pedro Brand, hasta Restauración, según las consideraciones de De León.

El experto señala esa franja porque “si todos los ríos que drenan hacia vertiente norte de la Cordillera Central transportan oro, es porque ahí hay importantes concentraciones, y ese oro que explota Barrick Pueblo Viejo nadie se imaginó que podía ser una de las cinco minas de mayor producción en el mundo”.

Minería y Sostenibilidad

En cuanto a los daños que pueda dejar la operación minera, De León considera que, siempre que se remueve la corteza terrestre hay alguna amenaza.

En ese sentido destacó que la ley ambiental no es restrictiva, sino reguladora, para que las incursiones que se hagan tengan el criterio de la sostenibilidad. “En el pasado no lejano, la minería extraía el recurso y dejaba un pasivo ambiental. Con la ley ambiental es obligatorio un plan de cierre minero, y ese plan tienes que presentarlo paralelamente con tu propuesta de explotación minera”, destacó el experto.

Características del suelo

Minería metálica

Los elementos metálicos que aparecen en el territorio dominicano son oro, plata, níquel, zinc, y un poco de cobre. La minería metálica se desarrolla en el país desde la época precolombina, cuando los aborígenes extraían el metal en los ríos Haina, Yuna y Yaque del Norte. El mayor depósito de oro está ubicado en la mina Pueblo Viejo, en Cotuí, que opera la empresa canadiense Barrick Gold.

El último yacimiento de oro descubierto en el país está ubicado en la comunidad El Rosario, en el municipio Juan de Herrera, provincia San Juan. La exploración estuvo a cargo de la empresa canadiense Gold Quest, pero aún no cuenta con los permisos para la explotación de los 1.7 millones de oro y cobre detectados. Hay otros depósitos auríferos en la zona fronteriza, en Restauración, provincia Dajabón.

También se establece que hay presencia de oro en Miches, provincia El Seibo.

Le puede interesar: Se registra temblor de tierra al noroeste de Salcedo

Minería no metálica

Los elementos no metálicos son la sal, yeso, calcita, arcilla, sílice y piedra caliza. La principal mina de yeso está en la comunidad La Salina, en Barahona, que es sal gema original formada cuando todavía el ser humano no ocupaba el planeta tierra. La minería no metálica hace aportes importantes a la economía porque es la que produce el cemento Portland gris, que es el que sirve de soporte al sector construcción, que dependen del tercer renglón de la minería, que es la minería de agregados.

Minería de agregados

Se trata de agregados para la industria de la construcción que se extraen del lecho de los ríos, de canteras secas, abanicos aluviales y depósitos de pie de monte. La explotación de esos recursos se hace con la normativa establecida en la Ley de Medio Ambiente.

En RD no hay litio

De León aseguró que en República Dominicana no hay litio, un mineral no metálico que se utiliza en la fabricación de baterías recargables para vehículos. La salvedad la hace porque en el Senado de la República hay una propuesta del senador de La Romana, Iván Silva, de realizar estudios de exploración en Barahona, donde hay reservas de 70 millones de toneladas métricas.

“Pero de lo que se trata es de sal de sodio, de sal gema, esas son las reservas cuantificadas hace 80 años en la comunidad Las Salinas”, refirió.

Publicaciones Relacionadas