Osteoporosis, ¿enfermedad solo de mujeres?

23_03_2015 HOY_LUNES_230315_ ¡Vivir!6 C

La osteoporosis, enfermedad que se caracteriza por el debilitamiento paulatino de los huesos, llevándolos a un estado más delgado y quebradizo, afecta también a los hombres, aunque casi no se escuche hablar del diagnóstico en ellos.

Dada la inquietud de si es o no una enfermedad también del sexo masculino, consultamos al médico endocrinólogo con especialidad en diabetes, metabolismo y certificado en desintometría osea, Adalberto González.

En esta entrevista exclusiva para ¡Vivir!, el especialista explica que doscientos millones de personas en todo el mundo sufren de esta enfermedad, y de ellas aproximadamente un 30 % se da en mujeres posmenopáusicas, en Estados Unidos y en Europa.

Añade, asimismo, que aunque es menos común en los hombres, alrededor de 1.5 millones de hombres mayores de 65 años padecen de osteoporosis en Estados Unidos, y 3.5 millones está en riesgo de padecerla.

¿Por qué hay mayor riesgo de osteoporosis en la mujer? Pues porque después de la etapa de la menopausia sus niveles de estrógeno, hormona femenina que ayuda a mantener la masa ósea, se reducen considerablemente, precisa González.

¿Cuáles síntomas presenta la osteoporosis? El doctor Adalberto González, del Grupo Médico Doctor Yunén, explica que esta enfermedad es asintomática (no presenta síntomas) y que quienes la padecen generalmente se dan cuenta cuando van al médico porque se rompieron un hueso.

“Las personas que sufren de osteoporosis se rompen huesos muy fácilmente, hasta de una simple caída en casa, un choque leve”, indica el especialista”.

“A estas fracturas es lo que médicamente llamamos ‘fractura por fragilidad’, ya que las personas con huesos sanos no deben romperse un hueso tan fácilmente, y las personas que tienen esas fracturas por fragilidad tienen un alto riesgo de sufrir otras rupturas de huesos”, agrega.

¿Cómo prevenir la enfermedad? El especialista en huesos explica que lo principal, lo fundamental, para prevenir la osteoporosis tiene que ver con asumir un estilo de vida saludable, llevar una dieta sana y balanceada, y acompañarla de actividades físicas.

“Se recomienda asumir una dieta rica en calcio y un ejercicio físico adecuado, mejor si se realiza al aire libre, ya que el sol participa en la activación de la vitamina D, que es importante en el proceso de formación de hueso”, precisa el facultativo.

“Debido a que no podemos evitar factores tan importantes como la menopausia y el envejecimiento en la producción de la osteoporosis, lo que sí se puede hacer es asumir un estilo de vida saludable para alcanzar un pico de masa ósea más alto”, dice González. “Hacer ejercicios, básicamente y llevar una dieta rica en calcio, que en las premenopáusicas debe ser de 1000 mg diarios, y las posmenopáusicas 1200 mg, (consumiendo leche, yogur, vegetales verdes, como brócoli, espinacas…) va a prevenir la aparición de la osteoporosis, o por lo menos, permitir que si ocurre no sea en grados importantes, que produzcan fracturas patológicas”.

“Este régimen de vida debe asumirse entre los 30 y 35 años, que es cuando se alcanza el pico máximo de masa ósea”, aconseja.