Otorgan Premio Medicina al doctor  Héctor Mateo

http://hoy.com.do/image/article/476/460x390/0/2AF3177E-3D46-4481-B683-DCAB6A58F53C.jpeg

El Premio Nacional de Medicina entregó anoche el galardón correspondiente a este año al presidente de la Fundación Dominicana de Cardiología, doctor Héctor Mateo, durante un acto celebrado en el Museo de Historia Natural, al que asistieron  decenas de  médicos y otras personalidades.

También fueron reconocidos como médicos distinguidos Emilio Castro Mena, Félix Manuel Escaño, Luisa Gonzáles de Bogaert, Alejandro Uribe Peguero, Patria Rivas y Tito Suero Portorreal. Esta es la novena entrega del Premio Nacional de Medicina.

El presidente de la entidad, Sergio Solís Taveras, dijo que el reconocimiento al cardiólogo Mateo se enmarca dentro de un “homenaje a la paz y a la conservación  del planeta”, así como por sus aportes a la salud de la humanidad.

Denunció que en el país se está gestando un serio problema de salud pública que debe ser enfrentado con madurez, capacidad, carisma y consenso.

“Se trata pues del producto humano final de las influencias del bajo mundo europeo, asiático y americano, los cuales han permeado una parte de la población imponiendo patrones conductuales, culturales y sanitarios muy alejados de salud, creando una generación peligrosa, cuyo único norte es la riqueza fácil, la vanidad, egoísmo, consumismo, maltrato y la enfermedad”, apuntó.

Mal camino.  Solís Taveras afirmó que esta generación solo responde al uso y abuso de sustancias narcóticas, creando la epidemia de la violencia, y esta a su vez desequilibra el sistema nervioso central de la población produciendo enfermedades de todos los tipos.

La clave

  Hay que salvar el planeta

El doctor Sergio Solís Taveras dijo que todos tenemos que curar la tierra y “desde este escenario hacemos un llamado al mundo, a sus gobernantes, a sus líderes religiosos, económicos y sociales, especialmente al Grupo de los 8 para que unidos todos salvemos el planeta”. La salud de la tierra y la de sus habitantes está amenazada por la contaminación que producen los gases emitidos por el petróleo y sus derivados y por las radiaciones nucleares.