Otra vez, #PolicíaNoMeMates, tendencia tras recientes muertes de jóvenes

Otra vez, #PolicíaNoMeMates, tendencia tras recientes muertes de jóvenes

David de los Santos falleció el pasado miércoles 27 de abril luego que fue detenido en el destacamento del ensanche Naco.

Cuando nació la tendencia #PolicíaNoMeMates en junio del año 2010, en la República Dominicana imperaba el contexto de muertes en las que involucraban a agentes de la Policía Nacional.

El pasado año, la petición en las redes sociales, que marcó cientos de publicaciones contra la institución del orden, se debió a la muerte Elisa Muñoz y Joel Díaz, una pareja de esposos evangélicos que perdieron la vida tras ser baleados por policías cuando se dirigían hacia la capital desde Villa Altagracia.

Otra vez, y debido a las recientes muertes de jóvenes cuyo denominador común son detenciones por parte de los uniformados, la tendencia en las redes sociales ocupa los primeros lugares.

Y es que los casos de David de los Santos, José Gregorio Custodio y Richard Báez, tres jóvenes los cuales cayeron por presuntos abusos policiales ponen en entredicho, nueva vez, el accionar del cuerpo del orden.

Las reacciones

Por estos recientes decesos, personalidades han condenado el accionar de algunos agentes de la Policía: el presidente de la República, Luis Abinader, quien aseguró que en el caso de David de los Santos y José Gregorio Custodio habrá consecuencias; así como el ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez y la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, ésta, que ha manifestado se maneja el caso de David como un homicidio.

Le puede interesar: Domínguez Brito: “Como Presidente, construiré una nueva policía»

David y Gregorio: ¿Dos víctimas de la brutalidad policial?

La muerte de dos jóvenes, en menos de 15 días, luego de ser golpeados en destacamentos policiales de San José de Ocoa y Santo Domingo, evidencia que la brutalidad policial es un germen difícil de arrancar, y que los esfuerzos por transformar ese cuerpo de orden público chocan con una cultura autoritaria que se resiste a dar el salto hacia el respeto a los derechos humanos.

Las caras de esos excesos son David de los Santos y José Gregorio Custodio, quienes murieron después de ser apresados por agentes policiales por circunstancias distintas.

De los Santos, de 24 años, residente en el municipio Los Alcarrizos, fue detenido el miércoles 27 de abril en un centro comercial de Santo Domingo, tras supuestamente protagonizar un incidente con un señora no identificada.

Posteriormente fue llevado al destacamento del sector Naco, y al día siguiente fue trasladado al hospital Moscoso Puello, presuntamente por los golpes que se habría autoinfligido “producto de una crisis mental”, según la versión policial.

Publicaciones Relacionadas