Otro triunfo de la exploración del espacio

http://hoy.com.do/image/article/419/460x390/0/875CA74D-EEB3-4B1C-832A-5EED6455AFB2.jpeg

El transbordador espacial estadounidense Atlantis aterrizó sin problemas ayer en la Base Edwards de la Fuerza Aérea, California, Estados Unidos, tras una exitosa misión para reparar el telescopio espacial Hubble. La misión Atlantis, lanzada el 11 de mayo, cumplió con éxito la tarea de remozamiento del telescopio Hubble, que, tras 19 años en el espacio, revolucionó el conocimiento sobre los orígenes del Universo merced el examen de las galaxias más lejanas.

BASE AEREA EDWARDS, EEUU.  AFP.  El transbordador espacial estadounidense Atlantis aterrizó sin problemas ayer en la Base Edwards de la Fuerza Aérea (California, oeste), tras una exitosa misión para reparar el telescopio espacial Hubble.

 Luego de una travesía de 12 días, 21 horas y 37 minutos, el transbordador con sus siete astronautas aterrizó en la base aérea situada 160 km al noreste de Los Angeles.

 La Nasa desistió antes de hacer aterrizar la nave en la base de lanzamiento de Cabo Cañaveral, donde el tiempo seguía amenazante a pesar del retorno del sol tras una semana de días nublados y lluviosos.

 Por esta razón se habían cancelado los aterrizajes previstos para el viernes y sábado en la base de Florida, obligando a la tripulación a llevar a cabo un total de 197 vueltas alrededor de la Tierra.

 El transbordador habría podido permanecer en el espacio como máximo hoy.

 La misión Atlantis, lanzada el 11 de mayo, cumplió con éxito la tarea de remozamiento del telescopio Hubble, que, tras 19 años en el espacio, revolucionó el conocimiento sobre los orígenes del Universo merced el examen de las galaxias más lejanas.

 Las escamas de protección térmica del transbordador, diseñadas para soportar temperaturas de 1,500 grados Celsius al reingresar a la atmósfera son, no obstante, vulnerables a la lluvia.  Atlantis debe participar aún en dos misiones más antes del fin del programa de transbordadores el año próximo. 

La NASA esperó hasta último momento para evitar un aterrizaje en la base Edwards, pues el transporte del Atlantis a Cabo Canaveral en un Boeing 747 costará cerca de dos millones de dólares.