Otros préstamos corren el riesgo de las subprimas

Por Richard Beales y Chrystia Freeland
en Nueva York

Los que prestan a compañías altamente endeudadas están cometiendo los mismos errores que socavaron el mercado hipotecario de subprimas, indicando que el mercado de préstamos apalancados se convertirá en el “problema de mañana”, dijo el jefe ejecutivo de BlackRock, el grupo de administración de fondos de más de US$1,000 millardos.

Los comentarios de Larry Fink subrayan los niveles crecientes de deuda, las primas de riesgo en baja y las normas más flojas a los préstamos que se hacen a vehículos de compra apalancados y otros grupos calificados basura.

“Si yo fuera el presidente de la Reserva Federal, le estaría prestando más atención a eso, porque para mí, este va a ser el problema de mañana”, dijo Fink en una entrevista con el Financial Ttimes. “las normas se han deteriorado hasta niveles que nunca pensamos ver”.

Sus comentarios coinciden con una advertencia del Banco de Inglaterra que dice hoy que el aumento en préstamos corporativos baratos, con normas de crédito más flojas, “ha incrementado la vulnerabilidad del sistema [financiero global]”. El Banco también alerta sobre un debilitamiento de los estándares de valoración del riesgo cuando los préstamos bancarios se re-envasan y venden al resto del sistema financiero.

Fink dijo que los problemas del Mercado hipotecario de subprimas podría empeorar, pero no hay señales de “contagio” en otros mercados”. Las normas de subprimas flojas, en particular en 2006, han causado un pico en la interrupción de pagos y pagos tardíos.

La razón principal para el debilitamiento de las normas del préstamo es la abundante liquidez y la consecuente fuerte demanda de inversión,. Dijo Fink.

Dijo que también está preocupado porque muchos inversionistas están desplazándose a inversiones alternativas “ilíquidas”, como los fondos de cobertura y las acciones privadas, una preocupación potencial en cualquier vuelco.

El préstamo agresivo también está apoyando la industria de acciones privadas, y Fink dijo que cualquier baja en el crédito tendría efectos colaterales en los grupos de acciones privadas, como Blackstone.