Ouddane afirma maestros no están bien capacitados

Ouddane afirma maestros no están bien capacitados

El catedrático francés Serge Ouddane afirmó que la educación está retrocediendo a pesar de los aportes de la tecnología, de los aportes globales y no logra su propósito porque los docentes no están adecuadamente formados por la universidad ni bien remunerados.
Declaró que el sistema educativo tiene que garantizar que las personas a los 16 años sean capaces de ser insertadas en la sociedad con diez competencias básicas: como aprender a aprender a lo largo de la vida, competencia para la comunicación, el trabajo y la lectura.
“La escuela tiene que enseñar a leer, escribir y contar, y desafortunadamente las pruebas de lectura, escritura y cálculos, a las que el 90% de los europeos puede responder, solo puede responder de 9 a 20% de los dominicanos”, sostuvo.
Señaló que la educación es asunto de personas y las personas no están adecuadamente capacitadas para enseñar.
Precisó que cuando las instancias públicas de educación consideren importante la formación y cuando se remunere adecuadamente al docente, entonces se verá la diferencia en ese aspecto.
Aunque no quiso opinar sobre el sistema educativo dominicano, ya que su enfoque es centroamericano y caribeño, declaró que se destina el 4% del Producto Interno Bruto (PIB) para la educación, pero lo que se necesita saber es cuál es la suma que dispone el Gobierno para cumplir su misión. Expresó que si en la educación no se forma a un dominicano como se forma a un coreano, el dominicano va a estar en situación de desventaja al momento de conquistar oportunidades de trabajo.
Ouddane fue el primer expositor en el foro internacional “La Educación que de Verdad Importa”, organizada por la Fundación Adastra América y celebrado en el hotel Intercontinental Real, en Santo Domingo, en el que indicó como se forma para el trabajo. Tenemos que hacer que las escuelas respondan a las expectativas de la sociedad, para lo que se debe capacitar y profesionalizar a los docentes y eventualmente, dignificar la profesión docente, ya que muchas veces es subvalorizada. A esto atribuye que los docentes estén poco motivados para mejorar su desempeño.
Declaró que en la educación todos los ciudadanos tienen que ser formados de la misma manera, como un principio de equidad, con igualdad de acceso a las oportunidades de trabajo.
En cuanto al resultado de la medición del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), el profesor Ouddane manifestó que esta prueba no la reprueba un país, porque se trata de una prueba de evaluación de rendimiento de un sistema educativo, que es el que tiene que garantizar que las personas a los 16 años sean capaces de ser insertadas en la sociedad con diez competencias básicas.
Mirna de González. La catedrática de la Universidad de Istmo de Guatemala advirtió que los retos de las universidades para incluir a las poblaciones es aportar a las reflexiones, para descontinuar el actual modelo de enseñanza.
La educadora dijo que la educación universitaria necesita adaptarse, ajustarse. “La universidad lo que aporta son escenarios de discusión apolíticos; una maravilla porque no tiene compromisos con nadie, tu compromiso es con la verdad y con la felicidad de las personas”.
Ante esta situación, la decana de Educación de la Universidad de Istmo exhorta promover espacios académicos de educación de alta calidad en los países de la región.

El presidente de la Fundación Adastra América, Juan Cohén, sostuvo que la escuela dominicana tiene que cambiar, para hacerse más inclusiva. Consideró que la escuela y la educación están cansadas, con más de 150 años de fundación, y entiende que todo el mundo es igual, por lo que la califica anti-natura. Indicó que el propósito de este congreso “La Educación que de Verdad Importa”, es demostrar que el fenótipo del profesor tiene que cambiar.
Señaló que al iniciar sus estudios de bioética, en los que ha aprendido más que en sus profesiones de economía y política, conoció la visión especial de Ouddane y González, de lo que debe ser la educación del futuro.
Cohén opinó que el evento es para que los países reflexionen y no sigan inyectándole recursos a la educación sin saber hacia donde va, como ocurre en República Dominicana, ya que el 80% de los estudiantes de la región no pasa de la primaria y la secundaria.
Describe un gran proyecto para la educación, el que tiene la Universidad del Istmo en Guatemala, que creó la escuela de psicopedagoría. Propone que nuevos maestros sean formados como psicopedagogos y que en 20 años todos los maestros de primaria tengan esta especialidad, para que entiendan la conducta del estudiante y la diversidad.

El director del periódico El Día, José Monegro, declaró que el diario patrocinó el evento al asumir que todos los periódicos tienen el compromiso de elevar la calidad de la educación dominicana, y El Día tiene esta misión con sus lectores desde hace mucho tiempo.
Laura Pérez, coordinadora de la Asociación Dominicana de Síndrome de Dawn (Adosid), manifestó que las mejores metodologías para incluir a personas con Síndrome de Dawn en el sistema de enseñanza son todas aquellas que atienden a sus necesidades específicas. Las que los acojan y atiendan, porque el aprendizaje es más lento.