OYENDO RADIO
De lujo

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/35FD90A1-1EBF-4F76-B000-D2C6074B7600.jpeg

EDGAR REYES TEJEDA
El programa matinal “Aparte y Punto”, que se origina en el canal 45 y se retransmite por la frecuencias de la HIZ, es uno de los espacios de mayor calidad y hondura con que cuentan nuestros medios de comunicación. Se trata de una conversación sabia, culta, crítica y amena sobre la actualidad nacional y mundial, sostenida por dos personalidades de profunda erudición y afilada penetración crítica.

Sus productores, el ingeniero José Israel Cuello y el escritor y periodista Federico Henríquez Grauteraux, quienes son poseedores de una vasta cultura y una amplia, aguda y valiente capacidad de análisis, amén de una larga experiencia en diversos medios de comunicación, develan diariamente ante su tele-radioaudiencia las intríngulis y recovecos de la política, la economía y la cultura globales y locales, en un tono coloquial, a veces anecdótico a veces irónico, pero siempre enriquecedor. Se trata a mi parecer de un lujo de programa, y ojalá los anunciantes consientes compartan este punto de vista.

TRANSITANDO EL DIAL

Se producen cambios en la radio, movimientos de personal en los programas, todos estelares, de La Z 101; el veterano periodista Rafael Molina Morillo se traslada con sus Buenos Días a Zol FM, se anuncia el probable cambio de manos de Radio Millón, cuyo estupendo noticiario había salido semanas atrás del aire.

Por cierto el propietario de Radio Millón, doctor Julio Hazim, se ha quejado reiteradamente de que su radio estación, pese a contar con una apreciable radio-audiencia, ha carecido constantemente de colocación publicitaria suficiente lo que la ha convertido en un negocio poco rentable.

Personalmente siempre me causó extrañeza que un hombre con tan notables dotes empresariales como Hazim, se quejara en vez de resolver los problemas comerciales de su emisora.

FUERA DEL AIRE

Cuando, por pura casualidad vi a Nikauly de la Mota y a Miguel Ángel Herrera comentar, con profesional entusiasmo, por el Show del Mediodía el próximo reality show que pondrá en el aire Color Visión; el cual se trata del seguimiento durante dos semanas, de una especie de faquir, quien se propone permanecer sin comer todo ese lapso; me acordé involuntariamente del cuento El Ayunador, del originalísimo y revolucionario escritor checo Franz Kafka.

En el citado cuento se presenta la historia de un personaje circense que permanece días, semanas y hasta meses tumbado en el piso de una jaula sin probar alimentos, lo que hacía con el interés de cobrar a los que quisieran contemplar esta proeza de sufrimiento y lento deterioro físico.

Y es que desde hace rato me da por pensar que la televisión actual convierte de más en más su contenido en espectáculo de circo, regresando así a recursos de entretención colectiva propios de finales de la Edad Media.

Sospecho que estos reality Show esperpénticos con los que se busca enganchar la morbosa curiosidad de las masas, pueden tener el mismo destino del infeliz ayunador de Kafka, cuyo grotesco espectáculo de sufrimiento concluyó con el aburrimiento e indiferencia de su, en principio, furibundo público. Y es que la truculencia efectista en todo tiempo y lugar atrapa pero no conquista al público.