Ozoria, el manso arzobispo que de niño fue agricultor

15_09_2016 HOY_JUEVES_150916_ El País8 A

A los 16 años Francisco Ozoria Acosta labraba un pequeño predio de arroz junto a su padre en Payita, Nagua, provincia María Trinidad Sánchez.

Corría 1967 y sus planes de seguir el bachillerato no parecían posibles porque, según sus pausadas palabras, el Señor tenía una misión para él.

Un día, mientras se dirigía a la parcela de su padre, lo encontró en un curso de catequesis que se impartía en la iglesia, y él también se inscribió.

En la clausura del curso, en junio del referido año, estaba monseñor Antonio Flores celebrando una misa; y al finalizar el acto litúrgico este le preguntó a los catequistas si había algún muchacho interesado en el sacerdocio.

“De una vez le respondieron: Pancho. Ese soy yo, así me dicen en mi comunidad”.
“Monseñor Flores me mandó a buscar y me preguntó si me interesaba ir al seminario, y yo le respondí que sí, aunque le dije que yo tenía dificultades económicas porque mi familia era pobre, y él me dijo Dios proveerá”.

Ese es el origen del nuevo arzobispo de la arquidiócesis de Santo Domingo, quien nació en el poblado de Fredito el 10 de octubre de 1951, y cuyos padres eran un agricultor y una ama de casa.

El recién designado arzobispo de la Arquidiócesis de Santo Domingo, que sustituye en el cargo al cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, contó algunos aspectos de su vida en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio.Al llegar al encuentro estrechó las manos de todos los presentes, y al iniciar el conversatorio dejó claro que su mandato es colegiado, que cree en la comunión y participación de todos.

Ante las inevitables comparaciones con su antecesor, se acogía a la mansedumbre para definirlo como un hombre cercano, acaso muy diferente a la imagen construida.
Cuando se le preguntó si respondería todas las preguntas que le hagan los periodistas dijo “voy a fortalecer el Departamento de Comunicación del Arzobispado, y no tengo la capacidad para responder todo lo que me pregunten porque soy pastor y de ahí no me sacan”.

“Pero si tengo que meterme en asuntos políticos o sociales para eso tengo a mis colaboradores”.

Al finalizar la primera sesión de preguntas e iniciarse el almuerzo pidió unos minutos para bendecir los alimentos con una oración. “Bendice Dios estos alimentos, a nuestro país, a las familias; dale pan a los que no tienen, y a los que tenemos danos hambre y sed de justicia”.

Preparación académica. El arzobispo Ozoria Acosta realizó sus estudios secundarios en el Seminario Menor San Pío X, de Licey al Medio, Santiago, al que ingresó el 30 de septiembre de 1967.

Además realizó estudios filosóficos en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, en la sede de Santiago, y de Teología en el Pontificio Seminario Mayor Santo Tomás de Aquino, en Santo Domingo, así como en la Pontificia Universidad Lateranense, en Roma.

Se ordenó como sacerdote el 2 de septiembre de 1978, y realizó su labor pastoral en San Francisco de Macorís, La Vega, y otros poblados de la región del Cibao. Luego fue designado obispo en San Pedro de Macorís.