Ozzie Guillén le entra a Hanley Ramírez

Ozzie Guillén, manager de los Marlins de Miami, no está impresionado por los festejos de Hanley Ramírez.

Guillén habló abiertamente de su ex jugador cuando se le preguntó sobre un episodio reciente en el que Ramírez enojó a un lanzador oponente con un geste de celebración.

“Así es Hanley”, le dijo Guillén a los reporteros. “Si Hanley bateaba un jonrón y perdíamos por 30 carreras, él lo celebraba. Así es él”.

Ramírez, quien fue cambiado a Dodgers de Los Ángeles el mes pasado, hizo una señal con la mano cerca de sus ojos luego de pegar un jonrón el miércoles contra el as de los Piratas de Pittsburgh, A.J. Burnett.

Burnett ponchó a Ramírez en su próximo turno al bate y le gritó un improperio al estelar infielder.

“Me sorprendió que A.J. no le dio un pelotazo”, dijo Guillén. “Con el carácter de A.J., me sorprendió que no lo hiciera”.

Guillén reconoció que el comportamiento de Ramírez es indicativo de una cultura más amplia del béisbol, pero señaló que no le gusta ese tipo de gestos.

“Alguien pega un jonrón, y hace todo un espectáculo”, dijo Guillén. “Alguien se poncha, y hacen un espectáculo. Así es el juego en estos momentos”.

“Yo no puedo decir (nada), porque mis jugadores hacen un espectáculo estúpido. Ellos están en el último lugar. Anotan una carrera y (actúan) como su anotáramos 100”.

Ramírez, tres veces estrella, jugó mal ofensivamente esta temporada con los Marlins, donde bateó promedio de .246 en 93 juegos. El ex campeón bate de la Liga Nacional ha presentado una mejoría en 22 partidos con los Dodgers, con promedio de .322.