Pacheco estima infame vincular líderes a CIA

POR LOYDA PEÑA
El presidente de la Cámara de Diputados y alto dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Alfredo Pacheco, calificó ayer como una “infamia” del escritor estadounidense Eric Chester decir que el profesor Juan Bosch y el doctor José Francisco Peña Gómez estuvieron vinculados con la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Pidió a Chester hacer un desagravio a la memoria de los dos fenecidos líderes políticos dominicanos o, en su defecto, que el país lo invite cordialmente a salir del territorio dominicano.

Pacheco se pronunció en esos términos en un turno previo a la sesión de la Cámara Baja, para responder las afirmaciones que hizo Chester durante una conferencia que dictó la noche del miércoles en la Fundación Global acerca de la conexión socialdemócrata en la crisis dominicana de 1965.

Durante su charla, Chester aseguró que Bosch trabajó en los años 1961-1962-1963, enseñando en la Escuela de la CIA, razón por la que dijo, se le llamaba “profesor”, que Peña Gómez fue entrenado en la escuela de la CIA en Costa Rica.

“Yo creo que la memoria histórica de estos líderes debe ser respetada, con mucho mayor vera por ciudadanos extranjeros que vienen a este país como invitados, porque venir a la República Dominicana a decir una infamia como la que se ha dicho sobre esos líderes (Bosch y Peña Gómez), merece un desagravio o que el país invite a ese señor (Chester), cordialmente, a salir de la República Dominicana”, dijo Pacheco.

Agregó, que la aseveración de Chester no sólo es una grave ofensa a la memoria histórica de Bosch y Peña Gómez, sino también a la clase política y al pueblo dominicano.

El presidente de la Cámara Baja dijo que Chester no sabe cuánta sangre le ha costado a este país la democracia de que disfruta, ni cuánta mella le hizo el golpe de Estado de 1963 “para que ningún extranjero venga a ofender la memoria histórica de sus líderes”.

Resaltó que Bosch y Peña Gómez pagaron con el exilio y la precariedad económica que sólo los “grandes” saben asimilar, por lo que la historia le ha reservado un espacio privilegiado que él (Pacheco), no permitirá que ningún visitante “indeseado” venga a profanar.

Aconsejó al conferencista  dedicarse a estudiar el impacto de la presencia de Bosch y e Peña Gómez en la política de la región, así como su trascendencia continental, “para que vea que nada tienen que envidiarle en pulcritud a los actores de la política norteamericana”.