Pacientes abarrotan hospitales en busca de servicio de emergencia

http://hoy.com.do/image/article/59/460x390/0/B523B041-B862-4836-9F74-685A19FD9330.jpeg

POR ODALIS MEJIA
Las emergencias de los hospitales siguen siendo un dolor de cabeza, sobre todo los fines de semana, cuando las salas son abarrotadas de pacientes que buscan rápida asistencia médica. Tal es el caso del materno infantil San Lorenzo, de Los Mina, donde los pacientes se quejan de que tienen que esperar hasta más de dos horas para ser atendidos.

En el área infantil la demanda es muy amplia, a donde cientos de madres acuden con sus criaturas en busca de atenciones básicamente por problemas respiratorios, fiebres, vómitos y diarreas.

Este centro cuenta con 10 nebulizadores que ante el gran flujo de pacientes resulta insuficiente. Además, estos aparatos, luego que son usados deben esterelizarse, por lo que su tiempo hábil es limitado.

La señora Luchy Medrano, junto a su bebé de siete meses, dijo que tenía en espera más de dos horas.

En tanto, Lilian García, con su hijo de un año, expresó que estaba en el hospital desde las 6:00 de la mañana y que eran alrededor de las 11:00, cuando fue autorizado el ingreso de su vástago al área de internamiento.

En tanto, la señora Ana Rita González buscó consulta para su nieto de nueve meses de nacido que tenía problemas respiratorios, a donde llegó a la 5:30 de la mañana y luego de cuatro horas de espera lo iban a nebulizar.

Según Isaac Okonkwo, médico de turno, aunque trabajan a toda capacidad muchas veces no dan abasto, porque  la emergencia del área infantil se desborda por la alta concurrencia de niños con problemas respiratorios, por lo que a diario chequean cerca de 200 niños.

Mientras que en el hospital Luis Eduardo Aybar (Morgan) las emergencias no paran y tan sólo hasta el medio de ayer se habían atendido cerca de 200 pacientes durante el fin de semana.

Los diagnósticos que predominan son las heridas por armas de fuego y blancas y traumas, entre personas que se ven envueltas en incidentes con violencia o en ligeros accidentes.

Ayer, en el área de internamiento del centro no había camas vacías, por lo que los pacientes aptos para ser ingresados tenían que esperar en  emergencia hasta que hubiera cupo.

Al hospital Luis Eduardo Aybar se estaban refiriendo los pacientes del Moscoso Puello que necesitaban radiografías, lo que incrementaba los trabajos.

El acceso a las informaciones en las emergencias de los hospitales Darío Contreras y Moscoso Puello es imposible, debido a órdenes superiores de que la prensa no puede entrar, según varios vigilantes.

En el Darío Contreras, un empleado del departamento de estadísticas identificado sólo como Juan José, alegó que desde la Dirección se le prohibió dar informaciones a la prensa.

Igualmente, en el Moscoso Puello, donde el vigilante de turno que por razones obvias no se identificó, dijo que las entradas a reporteros estaban prohibidas.