Pacquiao regresa al ring dando una lección a Brandon

MACAO. La estrella filipina del boxeo Manny Pacquiao volvió triunfalmente al ring con una victoria por puntos contra el mexicano-estadounidense Brandon Ríos, con la que ganó el título de peso wélter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Los tres jueces concedieron un tanteo de 120-108, 119-109 y 118-110 en la pelea, en la que Pacquiao dio una lección de experiencia a su rival en un combate a 12 asaltos que fue seguido en directo por 13-200 espectadores en el Cotai Arena de Macao. Pacquiao, de 34 años, considerado durante mucho tiempo como el mejor boxeador de su generación y una gran estrella en su país, no poseía ningún título mundial después de haber perdido sus dos combates anteriores.

La primera fue contra el estadounidense Timothy Bradley, en junio de 2012 en Las Vegas, perdiendo el título del peso wélter de la OMB, y la segunda se produjo ante el mexicano Juan Manuel Márquez, en diciembre de 2012 otra ver en Las Vegas. Pese a esas dos derrotas, el filipino conectó desde el principio buenos golpes al cuerpo y la cabeza de su rival, al que mandó a la lona en el primer round.

El árbitro, sin embargo, no pitó knockdown, porque el mexicano-estadounidense, ex campeón mundial de los pesos ligeros, se había resbalado. Ríos se mantuvo resistente, pero Pacquiao le dio globalmente un repaso a un rival que debutaba en la categoría wélter. En el sexto asalto, después de repetidos golpes del Pacquiao, Ríos fue víctima de un corte por encima de su ojo izquierdo que rápidamente se inflamó y mermó la capacidad del americano. Pacquiao, congresista en Filipinas, se mostró muy emocionado por su victoria, que dedicó a su pueblo, donde nació.