Pacquiao, verdugo de los mexicanos

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/85113F58-09C2-40EE-A1CE-8E2C89F888A6.jpeg

Por CARLOS NINA GóMEZ
Manny Pacquiao solidificó su status como el boxeador ligero júnior más cotizado del mundo tras lograr, el pasado sábado, una contundente victoria -por nocaut en el octavo round- sobre el mexicano Jorge Solís. Con esta victoria, el peleador filipino de 28 años de edad dio un paso en firme en busca de ser el campeón mundial de las 130 libras.

No importa que su rival, para ir en busca de la conquista del cinturón ligero júnior, sea el mexicano Juan Manuel Márquez, Edwin Valero, de Venezuela, o el dominicano Joan Guzmán.

Los expertos exponen, sin embargo, que en la agenda de Pacquiao no figuran, por el momento, Joan Guzmán ni Valero…porque Pacquiao quiere, agregan los analistas, un combate en el que por lo menos se le garantincen tres millones de dólares.

Pacquiao, definitivamente, “es mucha pieza”, resaltó la prensa de México al concluir la pelea en la que el filipino destrozó en el octavo round a Solís quien estaba invicto en 32 peleas profesionales.

Pacquiao se adueñó del cetro intercontinental ligero júnior que avala el Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Es un título importante, pero no es el que realmente desea el recio púgil filipino.

El gran propósito de Pacquiao es ganar la corona mundial de las 130 libras y ratificar, como él mismo lo ha proclamado, que es “el mejor ligero júnior del mundo”.

A Jorge Solís, un peleador de muchas garras y que presentaba un limpio expediente de 32 victorias sin fracasos, lo devastó a puros golpes en ocho rounds.

 Pacquiao, aunque se vio en serios apuros en los primeros seis asaltos, pudo reponerse… e impuso el respeto oriental al masacrar en el octavo capítituo al frustrado gladiador mexicano.

 Asimismo, los analistas dicen que Pacquiao insiste en ir a una segunda pelea con Barrera…¡porque con Barrera le estará garantizada un amillonaria bolsa!.

Ya se habla de que la poderosa cadena HBO tiene reservada la fecha del 15 de septiembre para que Pacquiao vaya a un combate con Barrera…aunque no esté en disputa ningún título del mundo.

El “papᔠde los mexicanos

 Manny Pacquiao  se ha convertido en el “papᔠde los boxeadores mexicanos tras su contundente triunfo ante Jorge Solís, precisan los expertos.

Rápidamente ha puesto su nombre, a “todo trapo”, en la prensa de México después de ruidosas victorias sobre Marco Antonio Barrera y Erik Morales…y ahora sobre Jorge Solís.

A Barrera lo noqueó sorpresivamentre en el undécimo round. Pero no han vuelto a pelear, en tanto a Morales lo fulminó dos veces después de perder el primer combate de tres que protagonizaron.

¡Qué que venga el próximo mexicano!…podría ser una frase de advertencia salida de los labios del sensacional pugilista filipino que ahora presenta un impresionante registro de 44-3-2 (33 victorias por nocaut).

Pero, ¿quién será el próximo rival mexicano que estaría dispuesto a ir a contender con Manny Pacquiao?, se preguntan los expertos.

La respuesta no se hace esperar: Juan Manuel Márquez quien ya ya declarado que estará listo para subir al cuadrilátero y cruzar guantes con el estelar púgil oriental.

“Por la venganza mexicana”. Así podría titularse una nueva pelea de Pacquiao frente a un rival de México.

Y el mejor rival que podría tener Pacquiao, ahora, es Márquez quien ya conoce bastante bien a Pacquiao.

Pacquiao, cuando enfrentó a Márquez hace poco más de tres años, lo vapuleó en el primer round…parecía que la pelea terminaba -por nocaut a favor del filipino- bien temprano.

 Porque Pacquiao mandó tres veces al piso a Márquez quien, dicen analistas, no perdió el pleito en el primer round porque la regla de las tres caídas no estaba en vigencia.

Loa resaltante de Márquez en aquel fatídico primer round, en el que fue golpeado inmisericordemente, es que en los quientes 11 tudo un desempeño extraordinaria…¡y al final de la jornada los jueces declararon un empate”.

Aquel pleito fue por la corona del peso pluma (126 libras) que estaba en poder de Márquez quien todavía se mantiene como monarca de esa división. Es doble monarca mundial ya que con su victoria ante Barrera es también el titular ligero júnior, versión CMB.

Así las cosas, concluyen los expertos, lo que se ve en lo inmediato es que haya, este mismo año, una reyerta millonaria Pacquiao-Márquez por el cetro ligero júnior del CMB.

Y es que, subrayan, “la venganza mexicana” es necesaria…porque peleadores aztecas, por su tradicional orgullo, no permiten que Pacquiao siga exhibiendo la bandera filipina con el “manifiesto” de que es “el verdugo de los mexicanos”.