Padrastro de hermanos asesinados en Higuey: “Esto va a quedar en el corazón por toda una vida”

Padrastro de hermanos asesinados en Higuey: “Esto va a quedar en el corazón por toda una vida”

César Enrique hijastro de hermanos asesinados en Higuey. Captura de pantalla

Momentos antes de dar el último adiós a los hermanos Maikel y Yaneiris Cuevas, su padrastro, César Enrique aseguró que la tragedia quedará en su corazón por toda una vida y que solo Dios le dará la fuerza para superarlo.

“Esto va a quedar en el corazón por toda una vida, pero Dios nos dará la fuerza para superarlo”, dijo Enrique.

Admitió que él solo era el padre de crianza, pero que aún así, ya ellos eran parte importante en su vida. De igual modo, con lágrimas en los ojos explicó que “no hay palabras para expresar lo que uno siente por los hijos de uno”.

Amplía la información: En medio del llanto y el dolor, sepultan restos de hermanos ultimados en tiroteo en Higüey

Enrique se mostró resignado ante la desgracia que le tocó vivir, pero confía en que Dios lo permitió por razones que él desconoce pero que acepta.

“Para nosotros es algo a lo que no le encontramos sentido pero para Dios la hay, porque él que lo permitió es por algo”, dijo ante los que asistieron al funeral de sus hijos.

Aprovechó para hacer un llamado a las autoridades para que ejerzan con mayor eficiencia sus labores.

“Por amor a Dios pongan un poquito más de control en la ciudad. ¿Cómo es posible que una persona está matando gente desde temprano y en la tarde todavía sigue en lo mismo y que no haya habido cómo detener a ese hombre?”.

Sigue leyendo: Así sucedió la tragedia en Higüey donde murieron seis personas, según la Policía

Argumentó que sus hijastros eran jóvenes ejemplares y que da pena que por un depravado hayan sido asesinados sin razón alguna. 

El pasado sábado 24 de julio los hermanos salieron a comprar un regalo a Enrique por motivo del Día de los Padres, que se celebraba el 25.

En el transcurso de su viaje, Ángelo Santana abrió fuego contra ellos quitándoles la vida. El pistolero dejó un saldo de 6 personas muertas y 5 heridas, entre ellas su esposa.

Publicaciones Relacionadas