Padres de joven EU muerto piden una compensación

La familia del joven Otto Warmbier, que murió tras entrar en coma en Corea del Norte, donde se encontraba encarcelado, pidió a la Justicia de EE.UU. que le permita apropiarse de un barco norcoreano incautado por el Gobierno estadounidense, en un nuevo intento por conseguir una indemnización. Los padres de Warmbier formularon esa petición el miércoles.
Mediante una denuncia ante una corte federal de Nueva York, los padres de Warmbier buscan hacer responsable a Pionyang de la muerte de su hijo, que falleció después de pasar 17 meses encarcelado en Corea del Norte y haber caído en estado de coma por causas que no se han aclarado.
En diciembre de 2018, un juez de Washington consideró que las autoridades norcoreanas eran responsables de la “tortura, la toma como rehén y el asesinato extrajudicial” de Warmbier y, por eso, ordenó el pago a la familia una indemnización de US 501 millones. Sin embargo, ese fallo tuvo un valor simbólico, ya que es bastante improbable que el Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un, haga frente a ese pago. No obstante, la familia no se ha dado por vencida y, pidió a EE.UU. que le otorgue barco norcoreano incautado.