Padres menor secuestrado hablan de la amenaza de muerte

PO

En los 22 días que Eddy Junior Luna, de 16 años, permaneció en cautiverio, sus secuestradores lo amenazaban de muerte constantemente y cuando negociaban con sus padres escuchaba cuando les decían que le cortarían la cabeza, un pie o una oreja y se la enviarían como una prueba de que aún estaba vivo, relató ayer la madre del joven, Yolanda Canela.

“Tener un niño de 15 años amarrado, dándole un pan al día con agua y torturándolo. Te vamos a matar, te vamos a cortar una pierna, la cabeza, una oreja, y a tu mamá se lo vamos a mandar, ella pide prueba de vida. Eso me decían cuando negociábamos, y él (menor) escuchaba todo eso”, dijo.

Canela expresó que su hijo quería suicidarse y no lo hizo porque estaba amarrado, pero le pedía a Dios que quería estar con su familia. “El niño me llegó a decir que prefería ahorcarse antes de que ellos lo mataran, me dijo que dejaba de respirar a ver si se moría”.