Página de Bloomberg. Ferroviarios ponen prueba pasos Hollande componer la economía

Las protestas de algunos sindicatos del operador ferroviario SNCF contra la fusión con la compañía de la red de trenes

Por Mark Deen

El presidente François Hollande enfrenta uno de los mayores desafíos sociales de sus más de dos años de mandato, en tanto las protestas de los sindicatos de trabajadores ferroviarios y actores ponen a prueba sus esfuerzos para componer la economía francesa de a pequeños pasos.

El tráfico ferroviario francés fue afectado debido a las protestas de algunos sindicatos del operador ferroviario SNCF contra la fusión con la compañía de la red de trenes.

Los actores y sus equipos de apoyo -conocidos como “les intermittents”, que realizaron una manifestación en París- amenazan con cerrar festivales de teatro, como el que se realiza todos los años en julio en Aviñón, para impedir un aumento de sus aportes a la seguridad social y la demora en los pagos.

En ambos casos, el gobierno socialista de Hollande buscó proteger a los trabajadores de los cambios más profundos que pedían los grupos empresariales y los economistas al tiempo que tiene dificultades para poner en orden las finanzas públicas de Francia.

El problema para Hollande y su primer ministro Manuel Valls es que, conforme a las normas europeas, se han comprometido a reducir el déficit de presupuesto de Francia, prometieron no aumentar impuestos que ya son los más altos de la zona euro y necesitan encontrar la manera de reactivar el crecimiento.

“Estos son dos grandes tabúes: los “intermittents” o trabajadores temporales y el SNCF son un problema desde hace mucho”, dijo Fabrice Montagne, economista de Barclays en París. “Las reformas de Hollande difícilmente sean las más ambiciosas pero son parte de un enfoque progresivo que busca abrir la puerta a otros cambios más adelante. Es por eso que hay sorpresa general ante el hecho de que la resistencia se haya vuelto tan fuerte”.

Los legisladores comenzaron a estudiar la revisión del presupuesto 2014 esta semana. Valls advirtió a los miembros de la mayoría socialista que están pensando en votar contra recortes de gastos por valor de 4.000 millones de euros (US$5.400 millones) que están jugando un juego peligroso.

Presidente impopular. Como el porcentaje de aprobación de Hollande está cerca de un mínimo récord de 18% y al presidente aún le faltan tres años para llegar a las próximas elecciones, el partido debe gobernar de manera responsable o enfrentar el riesgo de una reacción popular en 2017, señaló.

“De una cosa estoy seguro, tomar cualquier otro camino nos condenará al fracaso”, dijo Valls el 14 de junio. “La izquierda puede morir” y “Francia puede fracturarse”, expresó.

Las protestas se han convertido en un símbolo del disgusto general con Hollande, aun cuando su gobierno ha evitado hacer cambios brutales en los beneficios de ambos grupos.

En el caso de los actores, se evitó abolir su régimen especial de desempleo, que pierde 1.000 millones de euros por año. A los trabajadores del riel se les dijo que conservarán sus privilegios, que incluyen una edad de jubilación de tan sólo 50 años, en tanto el SNCF estatal está preparado para hacer frente a la competencia en 2019.

Si bien menos de un quinto de los empleados del SNCF están en huelga y los sindicatos CFDT y UNSA se oponen al movimiento que encabezan los gremios de Sud Rail y la CGT, los canales de televisión franceses presentaron varios informes sobre pasajeros varados y trenes colmados de pasajeros. El operador ferroviario estatal calcula que sólo seis de cada diez trenes de alta velocidad circularon.

Recuperación bonos de Gildemeister sin sentido

Por Sebastian Boyd

La recuperación de los bonos de la concesionaria de autos chilena Automotores Gildemeister no tiene mucho sentido para TCW Group Inc. y BTG Pactual.

En momentos en que las ventas de autos chilenas se derrumban mientras un peso en declinación eleva el costo de las importaciones, las dos firmas dicen que es probable que Gildemeister no logre cumplir las promesas que impulsaron los aumentos de los bonos.

Los US$400 millones de pagarés de la compañía con vencimiento en 2021 han trepado dos centavos respecto del nivel más bajo en cinco meses -65 centavos por dólar el 4 de junio- luego de que la empresa asegurara que reduciría personal, vendería activos y cerraría filiales deficitarias en el exterior.

Gildemeister, que vende autos de Hyundai Motor Co., que tiene sede en Seúl, dio a conocer su cuarto trimestre consecutivo de pérdidas el 2 de junio y redujo un 29 por ciento su estimación de ganancias para este año, lo que desencadenó la caída de los bonos y el aumento de los rendimientos a 14,83 puntos porcentuales por encima de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos.

Dos días después, analistas de BTG Pactual encabezados por Josefina Valdivia, recomendaron la venta de los pagarés de la compañía y dijeron que “la situación no parece favorable”.

“Han decepcionado todos los trimestres desde que emitieron los bonos y siempre hay una excusa diferente”, dijo Shant Thomasian, analista de TCW, en entrevista telefónica desde Los Ángeles del 13 de junio. “Nunca cumplen con los objetivos y en cada conferencia telefónica anuncian un nuevo plan. No sé cómo se va a revertir la situación, pero no creo que ya hayan tocado fondo. El próximo trimestre será peor”.

TCW vendió los bonos en el segundo semestre del año pasado, dijo Thomasian.

Gildemeister se negó a hacer declaraciones sobre el desempeño de sus bonos, según un asesor de prensa externo.

En conferencia telefónica del 3 de junio, el máximo responsable financiero, Eduardo Moyano, dijo que Gildemeister aumentará los activos disponibles para la venta este año de US$50 millones a US$90 millones. Agregó que la compañía reducirá su inventario de 156 a unos 120 días y presentó un plan de generación de ahorros de US$25 millones anuales. La empresa aumentó el pronóstico de ahorros para este año de US$14,7 millones a US$19,2 millones luego de reducir su personal un 11 por ciento.

“La administración ha anunciado medidas para mejorar las operaciones, pero consideramos que la percepción de su posible eficacia es baja, sobre todo dada la mala capacidad de la compañía de cumplir con los lineamientos”, dijeron analistas de BTG en una nota a clientes del 4 de junio.