País dispone US$240 millones del Acuerdo de San José

POR RADHAMES GONZALEZ
La República Dominicana tiene disponibles en el Banco Central de Méjico, US$240 millones provenientes del Acuerdo de San José, del que el país es signatario y a los que puede acceder tan pronto haga los trámites correspondientes, declaró ayer la embajadora mejicana, Isabel Tellez de Ortega.

“Doscientos millones de dólares es lo que en este momento se tienen como fondos del Acuerdo de San José, para ser utilizados en proyectos de diversas formas”, dijo la diplomática mejicana acreditada en el país.

La licenciada Tellez de Ortega expresó que el sistema bancario de su país es complicado, lo que en principio creaba algunos obstáculos a la República Dominicana para producir el desembolso de dichos recursos.

Señaló que los obstáculos comenzaron a superarse después que el Presidente Leonel Fernández firmó, en noviembre del año pasado, un acuerdo que permite a la República Dominicana ser miembro del Banco Centroamericano de Integración Económica.

“Mediante este ingreso que será formalizado cuando el Congreso Nacional dominicano lo apruebe y éste deposite el instrumento de ratificación respectivo, se podrán empezar a utilizar US$130 millones “, dijo la embajadora Tellez de Ortega al ser entrevistada en el programa: “Aeromundo” del periodista Guillermo Gómez.

Añadió que la ratificación debió haberse hecho antes del 30 de este mes de abril, lo que no ha sucedido. “No sé dónde está ahora el asunto de la ratificación”.

Consideró que tan pronto se produzca la ratificación y por haber hecho la República Dominicana su ingreso al Banco Centroamericano de Integración Económica, “se podrá empezar a utilizar US$130 millones inmediatamente”.

Los restantes US$110 millones restantes podrán utilizarse después que se llenen otros requisitos que el gobierno mejicano propuso al gobierno de Venezuela, que junto a Méjico creó el Acuerdo de San José.

“La bola está en la cancha dominicana ahora”, dijo la embajadora mejicana para significar que está en manos de las autoridades dominicanas, trabajar para que esos recursos puedan ser retirados.