País importa más de la mitad del pescado que consume

República Dominicana importa más de la mitad del pescado que consume. Pero el dato no es para alarmarse, pues la economía no está en “recesión”. Solamente las aguas de los  mares tropicales son cálidas y los mares más productivos de pescados son los de aguas frías o templadas.

“Nuestros mares no son tan ricos como cree la gente, que  los peces están saltando en el mar, de tantos”, comenta Janet Mateo, directora de recursos pesqueros del Consejo Dominicano de Pesca y Acuacultura (Codopesca).

Explica que al estar la isla rodeada de mares tropicales, no hay tantos peces como muchos creen, sino que los peces se encuentran en grandes cantidades en mares que tienen influencia de grandes ríos, como el Amazona, que aporta gran cantidad de agua dulce con nutrientes. En el Caribe tienen mayor producción pesquera Guyana y Trinidad y Tobago.

El año pasado se importó casi 29 mil toneladas métricas de pescados y la  producción a nivel local fue de 14 mil toneladas métricas.

El país  exporta peces ornamentales, langostas y en pequeñas cantidades el cobia, a los mercados de Puerto Rico, Haití, Estados Unidos, Canadá, Hong Kong, Holanda y  Francia. Mientras que  importa pescados congelados, secos (bacalao y arenque) y enlatados desde Noruega, Vietnam, Tailandia, China, Chile, España, Estados Unidos, Uruguay, entre otros.

Mateo destaca que el país está dentro de los cincos primeros países en el mundo que importan más bacalao. Expresa que Codopesca trata de incentivar la pesca en las presas, ya que esta tiene un fuerte impacto en las comunidades rurales alrededor de los embalses, por lo que frecuentemente son liberados aluviones en ellas.

Dice que en el país la comercialización de pescados aumenta según la llegada de turistas, pero los dominicanos también están prefiriendo comer más pescado, ya que su precio se iguala a los de las carnes.

Los lugares principales de pesca son el Banco de la Plata y de la Navidad en Samaná, Montecristi, Parque del Este y en los alrededores de la isla Beata, en el Parque Nacional Jaragua.

Zoom

Más baratos

Martín de los Santos, dueño de la Pescadería “La demo” en el mercado de Cristo Rey, sostiene que las personas prefieren los pescados congelados debido a los apagones y, además, estos suelen ser más baratos que los criollos, que son frescos. Por ejemplo, el pescado conocido como Dorado, criollo, cuesta RD$135 y el Dorado importado cuesta RD$90.