País registra una alza adolescentes con rasgos TLP

País registra una alza adolescentes con rasgos TLP

Trastorno Límite de Personalidad (TLP)

Después de que la guagua de su pueblo los deja, Ana y su nieto Juan Carlos, de 13 años, caminan cuatro kilómetros todos los viernes para llegar a la cita en el Hospital Materno Infantil Santo Socorro y lo mismo para tomar el vehículo de vuelta al hogar.

Ese tramo no lo recorren para mantenerse saludables. Lo transitan para ahorrar los 160 pesos que sirven para preparar los alimentos que comen mientras esperan turno.

Huérfano de ambos padres, el adolescente amerita múltiples pruebas para determinar Trastorno Límite de Personalidad (TLP), que solo aplica el sector privado y cuestan entre 6 y 10 mil pesos cada una, inalcanzables para su cuidadora.

La sicóloga Lucía Martínez trabaja en un centro público y afirma que en los adolescentes hay un incremento en los síntomas y características compatibles con esa perturbación.

Sin embargo, aclara, no están diagnosticados, porque también muestran rasgos similares a la depresión mayor. Para eso es cardinal la evaluación.

Aunque la patología es determinada con efectividad a partir de la mayoría de edad, el examen es aplicado ahora más temprano, para prevenir a tiempo.

Indrhi dice que ante la sequía administra las presas con cautela

Para activar alerta

Es importante prestar atención a estos síntomas del TLP: inestabilidad, sentimientos de inutilidad, impulsividad, irritabilidad, dificultad para socializar, aislamiento, conductas de riesgo, descontrol, relaciones intensas pero inestables, hostilidad, altibajos emocionales, descontento, enfado, rabia, depresión, narcisismo y pensamientos suicidas.

Los de abajo, como siempre

Las limitaciones de los recintos estatales en materia de salud mental lesionan a los más vulnerables y les alejan la posibilidad de una vida equilibrada, plena y, pese a que sus evaluaciones no cuestan, son muy limitadas y más enfocadas a la proyección.

No emplean ninguna de las objetivas que valoran las afectaciones clínicas y emocionales, las que miden el funcionamiento y capacidades cognitivas.

La terapeuta Martínez explica que para diagnosticar son necesarias de tres a cinco pruebas de acuerdo con los signos referidos por los pacientes y la familia y con las observaciones en consulta.

Expone que la mayoría de las usadas en infantes y adolescentes abarcan el sector de 3 a 19 años y son parte del protocolo y el abordaje para el diagnóstico y la intervención sicoterapéutica adecuada y temprana.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas