Países clausuran cumbre

CORDOBA, Argentina (AFP) .- El Mercosur buscó renovarse y darle más contenido social al bloque regional pero dejó en evidencia algunas divergencias entre sus miembros al concluir ayer la XXX Cumbre de presidentes en Córdoba, que contó con la participación especial del líder cubano Fidel Castro.

Los temas de la equidad, la justicia social, la pobreza, el desempleo y el desarrollo sostenible, estuvieron en el centro de los discursos de los mandatarios de los cinco Estados Partes y los dos asociados, quienes en su mayoría auguraron vientos de cambio en el bloque.

“El Mercosur está cambiando y consolidándose como una herramienta estratégica para el cambio social y la integración en el mundo”, dijo el argentino Néstor Kirchner en la apertura de la Cumbre.

“No nos interesa sólo una integración económica. No nos interesa una región del mundo donde la integración esté llena de probreza, de exclusión, de falta de empleo, de falta de inversión, de falta de desarrollo industrial”, enfatizó.

En esta ocasión, la cita del Mercosur contó con la presencia del líder cubano Fidel Castro, quien a poco de cumplir 80 años irrumpió sorpresivamente en Córdoba tras ser invitado a firmar un Acuerdo de Complementación Económica.

“Nadie sabía que yo venía, ni yo mismo”, dijo con humor el cubano al referirse al misterio que rodeó su viaje, ante las sonrisas benevolentes de los presidentes de Argentina, Brasil (Luiz Inacio Lula da Silva), Paraguay (Nicanor Duarte), Uruguay (Tabaré Vázquez) y Venezuela (Hugo Chávez).

Chávez, por su parte, agradeció la “voluntad política” de sus pares para que su país ingresara al bloque como miembro pleno y calificó el momento que vive el Mercosur “como un parto, como un renacimiento”.

El jefe de Estado del quinto productor mundial de petróleo insistió en la necesidad de atender la agenda social y destacó la creación de una Comisión Social Estratégica para que los ministros empiecen a planificar políticas de aplicación inmediata en sus países.

El ingreso de Venezuela como miembro pleno al bloque fue saludado por los demás presidentes.

Lula incluso llamó la atención sobre la necesidad de modificar el logotipo del Mercosur, que luce la constelación de la Cruz del Sur con sus cuatro estrellas, y añadirle una quinta que represente a Caracas dentro del mecanismo de integración.

“Espero que pronto tengamos además la estrella de Bolivia y después las de toda América del Sur”, dijo Lula, quien este viernes asumió la presidencia pro témpore del bloque hasta diciembre.

“Estoy seguro que podemos asistir a un nuevo parto de un Mercosur que ofrecerá dearrollo equitativo y justicia para todos”, dijo.

“Lo que muchos no entienden es que nosotros cambiamos el perfil político de la región y ahora estamos cambiando el perfil social de la integración”, precisó Lula.

Durante la Cumbre se realizaron múltiples encuentros bilaterales, como el de Lula y Chávez para continuar las conversaciones sobre el denominado Gasoducto del Sur, que unirá Venezuela con Argentina.

Por su parte, Kirchner se entrevistó con Bachelet para “hablar de los valores comerciales del gas” que Argentina vende a Chile, y más tarde se reunió con Morales para revisar el avance de los contratos de suministro del gas que Buenos Aires importa desde Bolivia, informó el ministro argentino de Planificación Federal, Julio de Vido.

Kirchner mantuvo también un breve encuentro con el uruguayo Vázquez, quien dijo que acordaron “diálogar siempre” para resolver un conflicto que ambos países mantienen por la construcción de dos plantas de celulosa en territorio uruguayo y que Buenos Aires afirma que serán contaminantes.

El paraguayo Duarte, por su lado, echó mano al lenguaje del fútbol para reclamar un reparto equitativo de los beneficios de la integración. “Todos tenemos que festejar los goles para que el Mercosur gane y para eso necesitamos tener un buen equipo”, afirmó.

Morales utilizó su tribuna para tender puentes entre el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la entidad de la que recientemente se retiró Venezuela y que está integrada por Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú.