Países de Latinoamérica financiarán proyectos

POR ELÍAS RUIZ MATUK
PINALITO, Constanza.- El presidente Leonel Fernández anunció ayer aquí que en el país serán iniciados varios proyectos mediante financiamiento de países como Brasil, Venezuela y Colombia, mediante el acuerdo denominado “La Cooperación Latinoamericana”, que según el mandatario “es una nueva modalidad para impulsar el desarrollo y progreso de nuestros pueblos”.

Fernández hizo el anuncio al hablar durante el acto de inicio de los trabajos de construcción de la Central Hidroeléctrica Pinalito, en esta misma comunidad, que es financiada por el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil y tiene un costo de US$131,721.000 y su construcción está a cargo del consorcio brasileño Odebrecht y Constructora Polanco.  Un 60 por ciento es financiado por la referida entidad financiara brasileña.

El primer mandatario explicó que el gobierno carece de los recursos de inversión para hacer la obra por lo que no puede desembolsar los dineros necesarios para que la misma se pueda llevar a cabo, “pero hoy día los gobiernos no tienen que atarse a los recursos fiscales internos”.

Afirmó que como alternativa el gobierno puede llegar a acuerdo con empresas y  gobiernos de otros países, que luego en el largo plazo y por el propio bienestar de esta obra se cubre su costo de producción.

Indicó que el gobierno actual está fortaleciendo sus vínculos y puso como ejemplo la visita de José Ignacio Da Silva (Lula) quien estuvo en la toma de posesión de su gobierno y posteriormente visitó el Brasil, con el fin de ampliar la cooperación del gobierno brasileño a la República Dominicana y la financiación del Banco Nacional del Desarrollo de Brasil. 

Dijo que el proyecto hidroeléctrico es el primer proyecto financiado por el Brasil y dijo que “vendrán otros proyectos en el futuro, no solo de Brasil sino otros países  como Venezuela, Colombia dentro de un marco que llamamos La Cooperación Latinoamericana”.

 En el acto estuvo ondeando la bandera brasileña junto a la dominicana, a lo que se refirió el mandatario y dijo estar orgulloso.

Sobre la obra Fernández prometió pronunciar el discurso que le corresponde el 24 de noviembre del año 2007, de acuerdo con el compromiso formal que se hizo, ese día se estará inaugurando la obra en el que se daba ayer el inicio del primer picazo.

Dijo que debido a que se trataba de un acto simbólico no se consideraba como los méritos suficientes como para pronunciar un discurso, pues es tan solo el inicio de la obra y no su culminación.

Sin embargo, dijo que le complace la obra, puesto que al cumplirse los cien días de gobierno, se inicia una obra que va dirigida a una de las necesidades más perentorias y vitales que tiene la sociedad, que es el resolver el problema energético.

“No hay ningún país del mundo que pueda emplearse en el siglo XXI si no tiene la solución a las demandas energéticas de la población”, indicó.

Citó el sector industrial, empresarial, turístico y residencial, “todo país hoy día es prioritario de disponer un sistema energético que sea la garantía de su progreso, desarrollo y  bienestar”.

Afirmó que el inicio de la construcción de este proyecto hidroeléctrico Pinalito, se estará añadiendo 50 megavatios al sistema eléctrico, en un territorio donde se requiere aumentar el nivel de generación.

Explicó que la capacidad de generar energía en el país es superior a la demanda nacional, “no es menos cierto que esa generación territorialmente es desigual.

Dijo que en el área del Cibao es donde mayor se afecta, porque prácticamente el nivel de generación es igual a la demanda y si no se incrementa la generación en esa parte del  territorio, “tendremos, entonces, escasez generada por una incapacidad de generación”.

Afirmó que por esa razón la construcción de la hidroeléctrica tiene una doble importancia.

Indicó que los países tienen que necesariamente conectarse internacionalmente.