Países de Latinoamérica piden cambiar la política antidrogas

D10

Viena
EFE
Numerosos países de América Latina, como Colombia, México, Ecuador y Uruguay, pidieron ayer cambiar el enfoque represivo de la estrategia mundial contra las drogas, antes de una crucial reunión sobre la materia en la Asamblea General de Naciones Unidas el mes que viene.
La Comisión de Estupefacientes de la ONU comenzó ayer en Viena una reunión para preparar el periodo de sesiones de la Asamblea General del 19 al 21 de abril, dedicado por primera vez en dos décadas a las drogas y que marcará la lucha global antinarcóticos.
El director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Yuri Fedotov, recordó que cada año casi 200,000 personas mueren por el consumo de estupefacientes y que el narcotráfico crea inestabilidad en regiones enteras, como América Central. El narcotráfico supone más de 300,000 millones de dólares en beneficios para las organizaciones criminales, según datos de la ONU, lo que equivale al tamaño de la economía de un país como Egipto.
La gran mayoría de los países de América Latina y la Unión Europea (UE) piden cambios para dejar de lado las medidas más represivas, mientras que países como Irán, Singapur, China y la mayoría de las naciones asiáticas inciden en la mano dura. “Sería una locura mantener inalterable la actual política contra las drogas, pensando que a través de ella vamos a conseguir mejores resultados que los hasta ahora alcanzados”, declaró el ministro de Justicia de Colombia, Yesid Reyes.