Panamá llama AL trabajar
por independencia de PR

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/F89581A7-6424-41B1-B060-447F36CB04AA.jpeg

Panamá (EFE).- Franqueado por líderes históricos de la izquierda latinoamericana, el presidente de Panamá, Martín Torrijos, pidió ayer a la región asumir un papel “activo” para hacer efectiva la independencia de Puerto Rico.

Al inaugurar el Congreso Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico, que concluye mañana, Torrijos retó a los casi 200 delegados de la región a iniciar un proceso activo de apoyo a la independencia de la isla y rechazó la existencia del régimen colonial por parte de Estados Unidos.

Recordó que en el comité de descolonización de la ONU existe consenso, incluso de EEUU, sobre la independencia de Puerto Rico, que es “parte de una deuda moral” que “hasta ahora no hemos sabido honrar porque quedó envuelto en la retórica de la Guerra Fría”.

Lo curioso es que mientras varias instancias norteamericanas ya discuten el cambio de estatus de Puerto Rico, América Latina y el Caribe “siguen ausentes de este debate”, resaltó.

Por su parte, el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berrios, destacó la lucha del pueblo puertorriqueño y el “alto precio” que ha pagado por su independencia y, al igual que Torrijos, pidió que el congreso siente las bases para una gestión regional comprometida en todos los foros para completar el nacimiento de la república de Puerto Rico.

El presidente del parlamento cubano, Ricardo Alarcón, declaró a Efe que “en el último tiempo ha habido muchos cambios, una América latina mucho más unida, libre, emancipada y además un Puerto Rico que ha avanzado su causa a nivel internacional”.

Alarcón sostuvo que es “absolutamente” un proceso natural en el continente el apoyo a la causa de Puerto Rico y que el congreso de hoy es una prueba de ello.

Javier Diez Canseco, líder del Partido Socialista de Perú, indicó que “éste es un evento de gran importancia” porque después del Congreso Anfictiónico de 1826 es su país el que convoca otro foro en 1964 en Lima para pedir la independencia de Puerto Rico, con fuerte resistencia de EEUU y Gran Bretaña a reconocer la independencia y autonomía de la isla.

El de Puerto Rico en América es el único tema colonial pendiente, y “rebasa a la izquierda latinoamericana, es un tema de principio y que tiene que ver con la unidad de los pueblos de América Latina y de los Estados para promover la independencia” puertorriqueña, dijo.

El parlamentario andino Juan Mariategui, del Perú, manifestó que el proceso ya debería terminar, “ya es tiempo que el congreso de EEUU acepte una realidad, que es la independencia de Puerto Rico”.

“Aquí estamos diversos partidos de todos los países latinoamericanos en una expresión solidaria con el pueblo de Puerto Rico, solicitando la independencia y creemos que es el principio de una nueva etapa que terminará pronto con éxito” resaltó el ex presidente argentino Raúl Alfonsín.

No obstante, Alfonsin aseguró a Efe que el caso no guarda relación con el reclamo de su país a Gran Bretaña de las Islas Malvinas.

“No es lo mismo, Puerto Rico tiene cuatro millones de habitantes en la isla y otros cuatro afuera, en las Malvinas hay 2.000 personas y no dejan entrar a los argentinos, son todos ingleses, la mayoría de paso”, explicó.

“Yo pienso que sí ya son los tiempos, no puede demorar (la independencia de Puerto Rico)”, lo de las Malvinas, “eso sí, es tierra irredenta”, acotó.

El líder sandinista de Nicaragua Tomás Borge auguró que “está en los umbrales de la historia la independencia de Puerto Rico, por fin, ya no América Latina va a estar más iluminada, va a haber un sol más resplandeciente cuando Puerto Rico sea libre”.