Panamá califica contrabando armas cubanas iban en barco

http://hoy.com.do/image/article/833/460x390/0/05F9E6E4-00AF-404F-A9E9-F780EBC89CC3.jpeg

CIUDAD DE PANAMÁ. AFP. Panamá calificó de “contrabando” el armamento cubano no declarado descubierto en un buque norcoreano y pidió ayer que expertos de la ONU, Estados Unidos y Gran Bretaña examinen si se trata de armas incluidas en el embargo contra Pyongyang.  

“La carga es ilícita porque no está declarada. Lo que no está consignado, aunque sea obsoleto, es contrabando”, dijo el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino. Panamá anunció en un comunicado que pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que envíe un grupo de expertos para que examine las piezas encontradas. “Eso no excluye la cooperación de los técnicos estadounidenses e ingleses a quienes también les hemos pedido ayuda. Ellos pueden trabajar en forma coordinada”, dijo por su lado el ministro de Exteriores de Panamá, Fernando Núñez Fraga. 

  El ministro aseguró que “no ha habido un problema entre Panamá y Cuba” y que su gobierno actuó acatando las resoluciones dictadas en 2006 y 2009 contra Corea del Norte por su plan de ensayos nucleares con fines militares. “Ellos (los cubanos) deben entender que no depende de nosotros”, añadió Núñez. “Obviamente(esa carga)se ha tenido que interceptar en cumplimiento de esas resoluciones de las Naciones Unidas”, añadió.  

 El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “elogia la acción emprendida por Panamá en total comupliento de sus obligaciones emergentes de relevantes resoluciones del Consejo de Seguridad”, dijo un portavoz del jefe de la ONU.   Corea del Norte negó que se trate de un caso de contrabando y pidió la inmediata liberación del barco y su tripulación   Armas viejas    

 “Este cargamento no es más que armas ya viejas que serán enviadas de vuelta a Cuba luego de ser reacondicionadas, según un contrato legítimo”, indicó la Agencia Central de Noticias de Corea citando al gobierno. 

  El 10 de julio el carguero “Chong Chon Gang”, procedente de Cuba, fue abordado antes de ingresar al Canal de Panamá rumbo a Corea del Norte, por sospechas de drogas ocultas en una carga de 220.000 quintales de azúcar, la única que figuraba en el manifiesto, según Panamá. 

 Pero las requisas en el desvencijado buque, luego de superada la resistencia de los tripulantes, detectaron en un primer momento dos contenedores ocultos, en uno de los cuales habia material bélico luego identificado como un sistema de control de tiro de misiles antiaéreos. 

  El martes Cuba afirmó que el armamento era de su propiedad y que se trata de material “defensivo obsoleto”. Aseguró que lo enviaba para reparación en Corea del Norte.