PANORAMA MUNDIAL
Niega Rumsfeld diera orden disparar

WASHINGTON, (AFP).- El Pentágono negó ayer que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, haya autorizado disparar contra el pequeño avión que el pasado 11 de mayo se introdujo sin permiso en el espacio aéreo restringido sobre la capital del país.

“Es algo totalmente equivocado”, indicó a la AFP el portavoz del Pentágono, Lawrence DiRita.

“El secretario de Defensa nunca hizo nada de las cosas que se dice ordenó”, agregó. “El secretario de Defensa, particularmente, nunca dio el permiso (para disparar contra el avión) tal como revelan las fuentes en el artículo” publicado por The Washington Post.

El diario, que cita dos destacados oficiales federales, indica que Rumsfeld instruyó a funcionarios militares a derribar el avión de considerarlo necesario. Uno de los funcionarios dijo que estuvieron a “15 o 20” segundos de hacerlo antes que emitieron señales de advertencia para que se retirara de la ciudad.

Acusa EU burlar pactos

CARACAS (AP).- Estados Unidos pretende “burlar acuerdos” en materia de extradición en el caso del anticastrista Luis Posada Carriles, afirmó ayer el vicepresidente José Vicente Rangel.

El anticastrista es solicitado por la justicia venezolana para procesarlo por la voladura de una aeronave de Cubana de Aviación ocurrido en 1976, y que según una investigación el atentado fue planificado en Venezuela.

“Los voceros del gobierno norteamericano se colocan del lado de la ilegalidad al pretender burlar acuerdos y compromisos debidamente suscritos”, dijo Rangel.

Así lo expuso en un comunicado en respuesta a la declaración del vocero del Departamento de Estado, Richard Boucher, quien aseguró que Estados Unidos no se dejará llevar por amenazas para decidir en el caso de Posada Carriles.

El exiliado cubano, de 77 años, es requerido por Venezuela para enjuiciarlo por los delitos de “homicidio calificado” y “traición a la Patria” en el caso de la explosión del avión cubano donde perecieron 73 personas.

Bush ayudará palestinos

WASHINGTON (AP) _ El presidente George W. Bush piensa otorgar más dinero a la Autoridad Palestina, dijeron ayer asesores del Congreso y un funcionario del gobierno, al iniciar el líder palestino Mahmud Abbas una visita de tres días a Estados Unidos.

Anteriormente, la mayor parte de la ayuda estadounidense a los palestinos se ha otorgado a organizaciones privadas de ayuda humanitaria debido a que se sospechaba que había corrupción bajo el mando del ex líder palestino Yaser Arafat.

Abbas desea que la ayuda sea canalizada a la Autoridad Palestina, que él encabeza, como una muestra de la confianza de Washington en su liderazgo, dijo Edward Abington, un diplomático estadounidense retirado que asesora a los palestinos.

Uno de los asesores _el cual pidió no ser identificado_ dijo que esperaban que Bush anuncie que decenas de millones de dólares serían para la autoridad.

Promueve auto hidrógeno

WASHINGTON, (EFE).- En un nuevo intento de resaltar los elementos más innovadores de su proyecto de ley de energía, el presidente de EEUU, George W. Bush, promovió ayer los automóviles impulsados por hidrógeno.

Bush estuvo ayer en una estación de servicio de Washington que cuenta con un surtidor de hidrógeno, y que sirve para repostar a un pequeño grupo de vehículos experimentales destinado a hacer demostraciones entre los poderes públicos estadounidenses.

“El hidrógeno es el futuro. Somos demasiado dependientes de fuentes extranjeras de energía”, declaró Bush mientras llenaba el depósito de un vehículo, con la ayuda del responsable de seguridad del establecimiento.

Aún así, Bush reconoció que debido al actual precio del hidrógeno, dos veces mayor que el de la gasolina, hará falta “un tiempo considerable” hasta poder lograr ese combustible a un precio razonable.

Los principales fabricantes de automóviles están desarrollando vehículos impulsados con hidrógeno como combustible, aunque la producción del carburante a gran escala y el desarrollo de sistemas de distribución retrasarán su salida al mercado entre una y dos décadas.