Papa afirma en ONU respeto
derechos es clave para la paz

http://hoy.com.do/image/article/136/460x390/0/7680FAB7-A166-4122-9B5B-2988F9E8B6C9.jpeg

NACIONES UNIDAS
AP

 El papa Benedicto XVI dijo ayer en las Naciones Unidas que el respeto a los derechos humanos es la clave para solucionar muchos de los problemas mundiales y a la vez advirtió que la cooperación internacional se veía amenazada por “las decisiones de un puñado”. 

En un mensaje a la Asamblea General de la ONU en su primer viaje papal a Estados Unidos, el pontífice afirmó que la tarea de la organización internacional es vital, pero manifestó la preocupación de que el poder esté concentrado en unos pocos.  “El consenso multilateral”, dijo en francés, “continúa en crisis debido a que sigue subordinado a las decisiones de un puñado”.  Agregó que los problemas mundiales requieren la intervención colectiva de la comunidad internacional.

 “La promoción de los derechos humanos sigue siendo la estrategia más efectiva para eliminar las desigualdades entre los países y los grupos sociales, y para aumentar la seguridad”, dijo el Santo Padre.  Benedicto, el tercer Papa que habla en las Naciones Unidas, formuló sus declaraciones después de tres días de impacto en los que habló reiteradamente sobre el escándalo de abusos sexuales que desgarraron la Iglesia católica estadounidense.  El pontífice llegó por avión a Nueva York desde Washington y fue recibido por el cardenal de Nueva York Edward Egan y conducido en helicóptero hasta Manhattan.  Frente al edificio de las Naciones Unidas lo esperaban varios centenares de personas, muchas de ellas hispanas, que lo vivaron en español.  Un grupo de católicos de Nueva Jersey lo recibió con un cartel en su alemán natal que rezaba “Willkommen Pope Benedict XVI”.  Un reducido contingente de opositores incluyó un grupo que se autodenomina Foro para la protección del pluralismo religioso.  El consultor financiero Padmanabh Rao, un hindú de Woodbridge, Nueva Jersey, se quejó de que el Vaticano convierte en la India al catolicismo.

“Un cáncer en su Iglesia”

WASHINGTON .AFP- “ Le dije que tenía un cáncer en su iglesia y que debía hacer algo”: con la voz todavía emocionada, varias víctimas de abusos sexuales por parte de miembros del clérigo católico relataron su sufrimiento y su esperanza al reunirse el jueves con el papa Benedicto XVI.  En el tercer día de su visita a Estados Unidos, Benedicto XVI sorprendió a los fieles estadounidenses al recibir, de manera imprevista y durante 25 minutos, a cinco víctimas de sacerdotes pederastas en la capilla de la nunciatura apostólica de Washington.  Tres de ellos, Bernie McDaid, de 52 años, y Olan Horne, de 48 años, ex integrantes de coros infantiles en la región de Boston, y Faith Johnston, una joven de la que abusó un sacerdote en una sacristía cuando tenía 14 años, relataron a la cadena de televisión CNN su entrevista “histórica”.  Benedicto XVI, que expresó en varias oportunidades su pesar y la “vergüenza” de la Iglesia por estos abusos sexuales a menores, rezó junto a las víctimas antes de escucharlas en privado, una por una. 

El escándalo de los sacerdotes pederastas en Estados Unidos, que estalló en 2002 en Boston, puso bajo la luz pública el accionar de varias décadas de 4.000 a 5.000 sacerdotes con 14.000 niños o adolescentes. “Todavía estoy en shock, todavía estoy sorprendida”, contó a la CNN Faith Johnston, quien, cuando vio al Papa, no pudo pronunciar una palabra sino que estalló en llanto.