Papa critica “sumisión” a las   leyes del mercado

http://hoy.com.do/image/article/671/460x390/0/817286E5-D849-49D3-AA6A-344E75AFAD8A.jpeg

COTONÚ. AFP.  El papa Benedicto XVI criticó ayer la “sumisión incondicional a las leyes del mercado o de las finanzas”, en un discurso pronunciado tras iniciar en Benín su segunda visita a África.

“No hay que tenerle miedo a la modernidad, pero tampoco se puede construirla olvidándose del pasado”, dijo. “Hay que acompañarla con cautela, evitando escollos (…) como la sumisión incondicional a las leyes del mercado o de las finanzas”, agregó, durante un discurso en el aeropuerto, tras iniciar una visita de tres días a este país africano. El pontífice también consideró necesario evitar “el nacionalismo exacerbado e inútil o el tribalismo, (…) la politización extrema, las tensiones interreligiosas en desmedro del bien común o el debilitamiento de los valores culturales, éticos y religiosos”. Benedicto XVI pronunció un discurso en el aeropuerto antes de recorrer Cotonú, la capital económica de este país, uno de los viveros del catolicismo en África y corazón del vudú, en un ‘papamovil’ y posteriormente visitar la catedral. Cientos de personas se congregaron en el aeropuerto para dar la bienvenida al pontífice, de 84 años, entre las que había mujeres con vestidos elaborados con telas con fotos del Papa, así como numerosos agentes de seguridad. Benedicto XVI elogió a los “jefes tradicionales” por su papel en la transición hacia “la modernidad”. “Su contribución es importante para construir el futuro de este país. Quiero alentarlos para que contribuyan con su sabiduría y su comprensión de las costumbres, en la delicada transición de la tradición a la modernidad”, declaró.

La visita del Papa fue organizada con motivo de los 150 años de la evangelización del oeste de África.

Entregará exhortación apostólica

En su segundo viaje a África, el Papa entregará a delegaciones de obispos de ese continente una “exhortación apostólica” elaborada en el sínodo africano de 2009, cuyo objetivo es enfrentar el tercer milenio y sus cambios: desarollo desigual, debilitamiento de los poderes tradicionales, competencia de las iglesias pentecostales. La reunión se llevará a cabo en Ouidah, a 40 km de Cotonu, la capital económica, ante la tumba del cardenal Bernardin Gantin, uno de los padres del catolicismo africano, fallecido en 2008. Esta  localidad costera es altamente simbólica: ahí llegaron los primeros misioneros blancos.