Papa critica clérigos “difamaron” a Oscar Romero

m4

El papa Francisco criticó fuertemente a sacerdotes y obispos católicos que “difamaron” al arzobispo salvadoreño Oscar Romero, incluso tras su asesinato, en una campaña que demoró su beatificación este año. Francisco habló informalmente el viernes con un grupo de peregrinos salvadoreños que viajaron a Roma para agradecerle al primer papa latinoamericano por beatificar a Romero, considerado un héroe de los pobres y oprimidos del continente. Francisco les dijo que Romero sufrió martirio no solamente en su asesinato el 24 de marzo de 1980, cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital, sino también después. Dijo: “Yo era un joven sacerdote entonces y fue testigo de ello. Él fue difamado, calumniado y su nombre fue mancillado — su martirio continuó incluso por sus hermanos en el sacerdocio y el episcopado”.

Dijo que Romero fue “lapidado con la piedra más dura que existe en el mundo: la lengua”. Romero fue muerto a tiros por un escuadrón ultraderechista cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital en San Salvador. El arzobispo había hablado enérgicamente contra la represión por el ejército al inicio de la guerra civil de 1980-1992 en El Salvador.