Papa descansa; jóvenes toman Sídney

http://hoy.com.do/image/article/335/460x390/0/2AA6BAEB-B340-483B-AA7B-FBAA19C8C97C.jpeg

SÍDNEY. AFP.  El papa Benedicto XVI comenzó su descanso ayer en Australia mientras cientos de miles de peregrinos católicos convergen en Sídney para las Jornadas Mundiales para la Juventud (JMJ).  El líder espiritual de los católicos, que llegó el domingo procedente de Roma, se prepara para las celebraciones del fin de semana descansando en una propiedad en las afueras de Sídney.

 “Esta mañana temprano tenía programada una misa en la capilla Kenthurst y después tenía tiempo para rezar tranquilamente y para recuperar horas de sueño”, dijo el portavoz de las JMJ, Danny Casey.

 El Papa hará su primera aparición oficial para las JMJ el jueves, cuando se espera que llegue al puerto de Sídney en un espectacular “barco papal” en lugar de su habitual “papamóvil”.  Pero la ciudad ya está abarrotada por más de 100.000 peregrinos extranjeros que asistirán el martes a la misa de inauguración de las jornadas que será oficiada por el líder de los católicos en Australia, el cardenal George Pell, arzobispo de Sídney.  La celebración, que se realiza en diferentes ciudades del mundo desde 1986 con el objetivo de rejuvenecer a la Iglesia católica, acabará el domingo con una misa papal en el hipódromo de Randwick, que espera reunir a unas 500.000 personas.  Un dispositivo de alta seguridad fue desplegado ante la posibilidad de eventuales ataques o catástrofes, con un circuito cerrado de cámaras que permitirá vigilar cientos de lugares en toda la ciudad.

Llega la gran cruz de madera

 Miles de peregrinos cantaron y lloraron de alegría ayer en el puerto de Sidney al ver llegar en barco a la enorme cruz de madera que simboliza el festival de la juventud  que será encabezado por el papa Benedicto XVI.  La simbólica cruz tardó un año entero en llegar hasta aquí después de un largo viaje por toda Australia.  Los tripulantes del barco saludaron a los muchos que les dieron la bienvenida para recibir a la cruz de 3,8 metros (12,5 pies), conocida como la cruz del Día Mundial de la Juventud.