Papa Francisco evoca a marginados en viacrucis Brasil

http://hoy.com.do/image/article/836/460x390/0/9AEFAE80-7202-4FC5-BFD7-B196F1B2C04F.jpeg

RIO DE JANEIRO. AP. Copacabana se convirtió ayer en un escenario multicolor, de luces, cantos y coreografías para representar el viacrucis para millones de jóvenes católicos del mundo y para un espectador especial: el papa Francisco, que ofreció la cruz de Cristo a las víctimas de la violencia, a los marginados, perseguidos, y a los jóvenes que dejaron de tener confianza en las instituciones políticas o a quienes han perdido la fe en la Iglesia.   

Copacabana, a su vez, conservó intacta su reputación como centro neurálgico de Río, famoso por sus playas blancas y mujeres en bikini, por sus conciertos, carnavales, y vida nocturna para ser testigo de una puesta en escena de un acto tan solemne como el  viacrucis, que contó con grandes escenografías, un complejo sistema de iluminación, una orquesta y un elenco de cientos de actores, en una versión moderna de la historia bíblica. Durante la recreación Francisco lució cansado y se veía solitario en un trono.

Los fieles cerca del escenario siguieron con atención el viacrucis, quienes estaban distantes dejaron de poner atención mientras entraban y salían del lugar.    La cruz de madera, símbolo de las jornadas mundiales de la juventud, cargada por 20 jóvenes vestidos de blanco y amarillo, recorrió las 14 estaciones del viacrucis, que recordó desde el momento en que Jesús fue condenado a muerte, los flagelos que padeció, el consuelo de su madre hasta su crucifixión y muerte.   

El viacrucis es uno de los principales eventos de la Jornada Mundial de la Juventud, diseñado para recordar a los jóvenes católicos que su fe se basa en que Cristo murió para perdonar los pecados del hombre.    Frente a una multitud, amontonada y arropada con chaquetas para protegerse de una noche de lluvia, Francisco les dijo que Jesús carga con el sufrimiento del mundo, de las familias cuyos hijos son víctimas del “falso paraíso” de las drogas, de los hambrientos “en un mundo donde se tiran toneladas de comida cada día”, de los que son perseguidos por su religión, sus creencias “, o “simplemente por el color de su piel”.   

Así, el pontífice reforzó su mensaje de solidaridad a los excluidos e incentivó a los participantes de la jornada y a los fieles a acercarse a Iglesia y recuperar valores perdidos.    “Jesús con su cruz recorre nuestras calles para cargar nuestros miedos, nuestros problemas, nuestros sufrimientos, también los más profundos”, dijo Francisco.

ZOOM
Anima juventud

Cristo “acoge a todos con los brazos abiertos, carga sobre su espalda nuestras cruces y nos dice: íAnimo! No la llevas vos solo. Yo la llevo contigo y yo he vencido a la muerte y he venido a darte esperanza, a darte vida”.    “Jesús se une a tantos jóvenes que han perdido la fe en las instituciones políticas, porque ven en ellos sólo el egoísmo y la corrupción”, dijo Francis en otra referencia a las violentas protestas que estallaron en Brasil el mes pasado en contra de la corrupción rampante y las ineficiencias en el gobierno. “Tantos jóvenes que han perdido su confianza en las instituciones políticas porque ven egoísmo y corrupción, o que han perdido su fe en la iglesia, o incluso en Dios”.