Papa insta a reconciliación a cristianos y musulmanes

30_11_2015 HOY_LUNES_301115_ El Mundo12 B

BANGUI, República Centroafricana .-Acompañado de los guardaespaldas papales con chalecos antibalas y miembros de la ONU con ametralladoras, el papa Francisco se presentó ayer en la República Centroafricana y pidió a las facciones cristianas y musulmanas del país que bajen sus pistolas y en su lugar se armen de paz y perdón.

Francisco hizo su llamado desde la catedral de Bangui tras su llegada a la severamente dividida capital, durante la escala final de su gira por África.

Niñas vestidas en el amarillo y blanco de la bandera de la Santa Sede, y mujeres en vestimenta tradicional africana blasonadas con el rostro del pontífice, se unieron a las autoridades gubernamentales y eclesiásticas para recibir a Francisco en el aeropuerto de Bangui en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

La multitud cubrió la ruta de unos cinco kilómetros del papamóvil.

Las multitudes volvieron a crecer en un campamento de desplazados, en donde los niños le entonaron canciones de bienvenida y sostuvieron pancartas con las palabras: “Paz”, “Amor” y “Unidad”.

“Mi deseo para ustedes y todos los centroafricanos es la paz”, dijo Francisco ante los casi 4,000 residentes del campamento religioso de St. Sauver, con la ayuda de un traductor a Sango, y luego comenzó el cántico: “Todos somos hermanos. Todos somos hermanos”. “Y porque somos hermanos, queremos la paz”, recalcó. La visita de

ayer marcó un raro momento de júbilo en la República Centroafricana, en donde los rebeldes musulmanes derrocaron al presidente cristiano a inicios de 2013, abriendo la puerta a un brutal reinado de respuesta horrenda contra los musulmanes civiles.

Francisco le recordó a los fieles que su principal vocación es la de amar a su enemigo y ser valientes en el perdón y sobreponerse al odio, la violencia, la persecución y la injusticia.