PAPELES DE CINE
La importancia del
público en un festival

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/35D3B645-558D-47C6-922C-E1C330802157.jpeg

CARLOS FRANCISCO ELÍAS
Hasta prueba en contrario, se tiene por entendido que los festivales de cine o las muestras, tienen un proyecto estratégico de crecimiento, según pasan los años de sus ediciones y todos los proyectos, según una tendencia lógica de lo que debe ser el crecimiento medible de un proyecto, cada año controlan con fines de avanzar, su vector  de crecimiento.

El público es un factor esencial en un festival de cine o en una muestra de cine, no solo para que financie el evento en sí mismo, sino como objetivo pedagógico-cultural a largo plazo, los festivales o muestras de cine cuyos objetivos estratégicos en relación al público solo se  limitan a las finanzas, el elemento del cine con sus contenidos culturales se pierde y en consecuencia el proyecto cultural como tal no tiene ni perfil ni destino, se vacía de contenido, se hace mecanicista, se pierden herramientas culturales inherentes a esta forma de promoción cultural.

Porque un festival de cine o muestra, son formas de promoción de la cultura cinematográfica, un flanco de la animación general de esa área.

El hecho mismo de que los festivales de cine o las muestras tenga una programación confeccionada previamente, indica que el evento tiene un proyecto, que ha sido pensado en una dirección, cuando se eligen directores y países, cuando, además, hay una selección temática cada año, ello define líneas y plantea de antemano una preocupación por el público y su formación.

Pues bien, en el compromiso que un festival de cine o una muetsra tiene con la ciudad, cuando realmente tiene un compromiso representativo en la ciudad donde se lleva a cabo el festival o la Muestra, está la importante participación del público: porque los recursos financieros que el festival o la muestra recibe de estamentos estatales, en particular, debe devolverlos de alguna manera, el mejor modo es abriendo espacios e ideas que el heterogéneo público que forman una ciudad, puedan compartir.

Obviamente, todo esto sucede si la ideología del elitismo cultural (en el cine muy mal interpretado en la República Dominicana) no permea los criterios de quienes tienen por misión montar el  acto cultural dedicado a la fiesta de las imágenes. ¿Por qué es absurdo aplicar en el caso, en especial, del cine criterios de elitismo cultural?

Por una razón simple: Porque las muestras y los festivales de cine no se piensan para grupos pequeños (esta idea es aplicable en lugares donde la lógica de la cultura y sus resultados están sustentados más allá del cálculo mezquino o retorcido), de lo que se trata es de perseguir el crecimiento anual de un acontecimiento cultural cuyas características organizativas nada tienen que ver otros rubros de la cultura.

En este sentido, el Festival  de Cine de Cartagena del 2008 ha mostrado una diversidad y preocupación por el público desde sus proyecciones en la playa al aire libre, hasta sus proyecciones populares en los barrios no céntricos de la ciudad de Cartagena.

Fue evidente que el festival se convirtió en el eje diverso  para la representatividad social de los diversos públicos, mostrando el Festival de Cartagena un poder de presencia y una capacidad logística elogiada, modélica.(CFE) Sigue de cerca las últimas tendencias y lo que más rompe MSN Vídeo.