Para el FMI este año nuestro PIB supera el nivel de crisis

Para el FMI este año nuestro PIB supera el nivel de crisis

Arturo Martínez Moya

En su reciente informe “Perspectivas Económicas Mundiales” el FMI aumenta a 6.3% la previsión de crecimiento de la economía de América Latina y el Caribe para 2021, medio punto más de lo que había estimado, pero todavía insuficiente para descontar la pérdida de 2020, y regresar al nivel previo a la pandemia.


Para nuestro país cuenta una historia diferente, prevé que crecerá 9.5%, uno de los mayores avances en la región, superior al 9.1% del Banco Mundial, lo que no sorprende, la mejor prueba de la recuperación robusta que estamos teniendo es el crecimiento de 13% en los primeros ocho meses del año.


El FMI consideró, además, cifras alternativas para vislumbrar el escenario donde nuestra economía recupera todo el terreno que perdió en 2020 y superar el volumen del PIB de 2019. John Keynes solía decir “cuando los hechos cambian, yo cambio de opinión”, es lo que con humildad deben hacer los que sin fundamento criticaron las cifras oficiales, que son los hechos, sobre la rápida recuperación de la economía.


Y entender que las previsiones tanto del FMI como del Banco Mundial implican ganancias extraordinarias de producto para nuestra economía, estos números son mío, alrededor de trece mil millones de dólares respecto al PIB de 2020, y tres mil millones de dólares comparado con el de 2019.


Que todo esto sucede, no obstante, el brote de inflación mundial por alza del petróleo, alimentos, materias primas, en el costo de contenedores y fletes, y por distorsiones en las largas cadenas de suministros. Estos aumentos se han dejado notar en la economía dominicana, en septiembre la inflación fue 0.45%, de 5.88% la acumulada en los nueve meses y 7.74% la interanual, esta última descendiendo sin pausa luego del pico de 10.48% en mayo pasado.


Por espacio me refiero solo al petróleo, pasó de 48 a 81 dólares de diciembre 2020 al 14 octubre 2021, lo que, como dije, pesa, y mucho, sobre la inflación. Es cierto, refinamos 32 mil barriles de crudo al día, pero también es verdad que no producimos petróleo, importamos todo lo que consumimos, de media al día 190 mil barriles de derivados y petróleo, al año más de 69 millones de barriles. Por el volumen pagamos un precio medio de $47.48 el barril en los primeros seis meses de 2021, superior en$1.98 al de referencia en el presupuesto del gobierno central de 2021.


Este año terminamos pagando un precio medio alejado de lo pensado inicialmente, que es difícil estimarlo por incertidumbre generada por la rápida reactivación de la economía global y agitación de los productores, con Putin a la cabeza, para elevar a $100 dólares el barril. Si pagamos un precio medio de 58 dólares, con diferencial de 12.50 dólares, comparado con el precio en el presupuesto, este año la factura petrolera del país aumentaría en más de ochocientos sesenta millones de dólares, la merma de0.94 puntos del PIB estimado para 2021.


En conclusión, no obstante, la inflación mundial que importamos, el crecimiento de este año será excepcional, se ubicará entre el 9.5% del FMI y dos dígitos como lo estima nuestro Banco Central, creo será entre 10% y 12%.

Más leídas