Para tener unos pies sanos

http://hoy.com.do/image/article/135/460x390/0/ACB7A7AC-143A-4B1A-82D6-322B8A73B9B1.jpeg

EFE.  Reportajes. Entre el 15 y el 30 por ciento de los adultos tienen problemas en los pies que reducen su calidad de vida. Los trastornos más frecuentes se relacionan con las uñas, los juanetes y las deformidades en los dedos, sobre los cuales existen numerosos mitos falsos.

Según un estudio del  farmacéutico y podólogo Pablo Altozano, coordinador del Estudio PODOSALUD sobre Hábitos de Higiene y Cuidado Podal de Madrid (España), un elevado porcentaje de la población no se lava correctamente los pies a diario, no sabe cortarse bien las uñas, reconoce que tiene, o ha tenido hongos en alguna ocasión, o asegura que no toma ningún tipo de protección en piscinas, gimnasios y sitios públicos.   También son muchos quienes no utilizan un calzado adecuado o usan un único par de zapatos a la semana o que tienen problemas de olor y exceso de sudor.

“Hay un gran desconocimiento en torno a la salud podal. Problemas tan comunes y fáciles de corregir, como el exceso de sudor o el mal olor, no se tratan porque se entienden como algo normal y no como un problema de salud para el que existe un tratamiento”, afirma Pablo Altozano.

Lavarse los pies a diario con jabón neutro y secarse bien, especialmente entre los dedos, cortarse las uñas después del baño o extremar las precauciones en piscinas y duchas públicas con el uso de chancletas y toallas individuales, son algunos de los consejos básicos de este especialista para evitar problemas en los pies. La falta de información no se limita a los cuidados o medidas preventivas para preservar la salud de los pies, sino que se extiende también a los tratamientos, según Javier Pascual, profesor de Podología de la Universidad Europea de Madrid, quien se ha referido a algunas de las creencias erróneas más extendidas entre la población en torno a la cirugía podológica.

Según este experto, pese a que un 15 a un 30 por ciento de la gente adulta sufre trastornos podológicos y a los avances y nuevas técnicas quirúrgicas que reducen al mínimo la tasa de fracaso, muchas personas siguen convencidas de que las cosas siguen como hace 20 años. Algunas de ellas mantienen mitos como que los juanetes o las uñas encarnadas se reproducen después de operarlos.

Falsedades que toman por verdades

Los problemas más frecuentes de los pies aparecen en la edad madura y que la genética juega un papel determinante en su desarrollo.

No obstante, estos desórdenes pueden acelerarse con el uso continuado de un calzado inadecuado como los zapatos de tacón, de forma que, hoy en día, una mujer puede tener juanetes y los dedos deformados a los 20 años. Una falsa creencia muy extendida es que el postoperatorio de esta intervención es más doloroso que el de cualquier otra.

LAS CLAVES

1.  Avance

Javier Pascual reconoce que, hace más de una década, había que repetir hasta el 60 %  de las intervenciones de juanetes porque se reproducían a los cinco, seis o siete años.

 2.  Nuevas técnicas

Pero las nuevas técnicas han permitido disminuir la tasa de “fracaso” a largo plazo hasta dejarla en un 5 por ciento, ya que, además de recolocar y limar el hueso, la zona se refuerza con placas y tornillos.