“PARA TODA LA VIDA” Amaré a mis hijas

A1

El regalo más grande para un hombre es despertar un día y enterarse que su vida le cambiará para siempre porque su pareja está en la dulce espera de una criatura.
Hace treinta años, casualmente un 30 de abril de 1987, nace Elbanelly, el mismo día del cumpleaños de su padre, el artista Eddy Herrrera, quien hoy tiene 53 años.
Esta maravillosa experiencia se repitió tres veces más para felicidad del “Galán del Merengue”, quien tuvo a Gaby, Laura y Natalia con su actual esposa Martha Herrera.
Entrevistado por ¡Alegría!, el merenguero cuenta la historia de su paternidad.
“Cuando yo me enteré de que Martha estaba embarazada de mi primera hija con ella (Gaby), estábamos separados. Lo supe por Wilfrido Vargas y su hermano Juan Vargas, que en ese momento era su manager (1987) y la vieron en estado de gestación. Me lo dijeron y tiempo más tarde decidimos arreglar nuestra relación amorosa”, cuenta Eddy con la felicidad reflejada en su rostro.
Expresa que más adelante, un 6 de agosto (hace 19 años), llegó a sus vidas Laura y posteriormente, el 22 de diciembre de hace 13 años, Natalia Herrera.
“Yo amo a mis hijas; todo lo que hago es por ellas”, dijo el intérprete de “Para toda la vida”, una canción que graba en versión balada y que entregó a su público hace solo una semana.
El tema original “Para toda la vida”, fue lanzado en este 2017 en merengue, género que ha caracterizado desde hace años al cantante. Las letras, pertenecen a José Antonio Hernández, quien también trabajó la música y los arreglos, mientras que en la balada fue adaptada por Moisés Sánchez. “Este año arrancó muy chévere con esta canción; estoy muy contento porque ha tenido una gran aceptación; todo el mundo la canta y se está proyectando como otro éxito”, indicó Eddy.
Cuenta que durante un concierto se subió a la tarima y empezó a cantar ese tema con el nuevo estilo, y entonces se dio cuenta de que la gente la recibió con bastante algarabía, lo que lo motivó.
“Esta versión ayuda a fortalecer el tema original”, asegura.
Dedicarse a la música. “No me gustaría ni que mis hijos, ni que mis nietos se dediquen a la música… ¡Claro!, si desean hacerlo no les troncho el camino”, afirma.
Continúa expresando que no es nada fácil trabajar en el medio musical, porque siempre hay que buscar ser diferente entre tantos artífices que existen, en comparación con otras labores.
“Si yo me dedico a estudiar periodismo hay un gran porcentaje de que yo me gradúe, me dedique y me den todas las credenciales, porque habrá puertas para que me contraten en cualquier medio, pero en la música no”, enfatiza.
Asegura que como periodista se puede aplicar lo que se aprende; emprender un talento y vivir de eso, y aunque no se destaque, se puede vivir de la profesión, sin embargo como cantante es un poco más complicado.
En cuanto a sus hijas, dice que todos los días les expresa de algún modo su amor. A la pequeña la mira fijamente y le dice: “Yo te amo”.