Paralizan construcción de centro

POR ODALIS MEJIA
A pesar de que el presidente Leonel Fernández dispuso la terminación “cuanto antes” de las instalaciones y equipamiento del centro de Oftalmología, cardiología, neurocirugía y y nefrología del hospital Luis Eduardo Aybar, los trabajos continúan paralizados y los equipos almacenados. Refiriéndose a los equipos, el secretario de Salud Pública, Sabino Báez, dijo ayer: “Esperamos que estén intactos, porque están bien protegidos.

Explicó que los trabajos, que fueron iniciados durante el primer mandato de Fernández, están a cargo de la Oficina Supervisora de Obras del Estado, que ha estimado que faltarían unos RD$60 millones para concluir los trabajos.

Este sería el único centro de estas características que tendría el sistema público de salud. En el edificio a medio terminar se encuentran depositados equipos que podrían estar dañados.

Báez informó que el presidente Fernández ordenó que sea terminado lo más pronto posible el edificio, que está a cargo de la Oficina Supervisora de Obras del Estado.

A pesar de esas instrucciones, los trabajos no han sido reanudados. Báez no especificó el costo ni el tipo de instrumentos almacenados en el edificio desde hace varios años.

Dijo que la prioridad es terminar la planta física para luego completar el equipamiento.

Ninguno de los cuatro secretarios de Salud que han visitado estas instalaciones ha resuelto su terminación. Según estudios, el hospital Luis Eduardo Aybar  atiende al 16.5% de la población de la provincia Santo Domingo y del 5% de la población total del país.

Los médicos de este hospital se quejan de la falta de equipos, hasta el punto de que muchos pacientes deben ser referidos a centros privados por esa causa. En el Luis Eduardo Aybar falta espacio, las salas de emergencia resultan pequeñas, los médicos del área son insuficientes y es necesario ampliar toda la edificación.

Se ha denunciado reiteradamente que los equipos almacenados desde hace varios años en el edificio en construcción podrían haber sufrido daños.

La compra de los equipos se hizo en el primer gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), cuyos funcionarios equiparon los hospitales, pero las compras se hicieron a empresas que dejaron sin instalar los equipos, como es el caso de los que están en los hospitales Darío Contreras y Doctor Antonio Musa, éste último de San Pedro de Macorís.

En  la gestión del pasado secretario de Salud Pública, José Rodríguez Soldevila, los contratistas de la obra dijeron que costaría RD$12 millones.

El secretario actual, Sabino Báez, prometió la terminación del hospital pero todavía no se ha dado el primer golpe en esa obra.