Paramilitares dejan armas

TURBO, Colombia (AFP).- Un total de 452 paramilitares se desmovilizaron este jueves en Urabá, una de las regiones de Colombia más duramente golpeadas por la violencia, con lo cual se inició un proceso de desarme de 3.000 combatientes de ultraderecha de aquí a fin de año.

   La desmovilización se formalizó durante una ceremonia en el municipio de Turbo -600 km al noroeste de Bogotá- que fue presidida por el alto comisionado para la paz del gobierno, Luis Carlos Restrepo, y por el máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Salvatore Mancuso.

   El presidente Alvaro Uribe confió en que la desmovilización contribuya a la paz y dijo que se debe ser generoso con los irregulares que renuncian a las armas y severo con quienes persisten en la violencia.

   Tras los discursos, uno a uno los miembros del Bloque Bananero -con corte militar y vestidos de camuflaje- rompieron filas y dejla reincorporación a la vida civil de todos los combatientes de las autodefensas y de todos los grupos de guerrilla que vienen detrás”, dijo Mancuso vestido con camuflado.

   El jefe paramilitar negó versiones de que varios de los desmovilizados no son combatientes, sino personas reclutadas a última hora.

   El desarme en Urabá se produjo exactamente un año después de la desmovilización de 868 paramilitares en Medellín -segunda ciudad de Colombia-, un proceso muy cuestionado debido a que el propio gobierno admitió qure y que mientras tanto permanecerán en Turbo.

   A su vez un grupo de combatientes acusado de crímenes atroces -que el gobierno cifró entre un 8 y 9%- deberá permanecer concentrado en una zona especial a la espera de que se defina su futuro jurídico las FARC en Urabá, cogal y corre riesgo de lucha callejera

   Por Sylvie Briand

  

   KIEV, Nov 25 (AFP) – La oposición ucraniana amenazó el jueves con bloquear los accesos a los edificios oficiales en Kiev y se adjudicó una primera batalla legal después de que la Corte Suprema decidiera suspender la entrada en vigor del resultado de las presidenciales hasta que examine las querellas.

   “Hoy comenzamos a orgizo saber que Putin envió un telegrama para felicitar a Yanukovich.

   Al llegar a Kiev el ex presidente polaco Lech Walesa señaló su intención de reunirse con Yushchenko y el primer ministro pro-ruso Viktor Yanukovich, vencedor de los comicios.

   Walesa declaró ante los manifestantes que está convencido de que se puede llegar a un acuerdo y los felicitó por su entusiao utilización de la fuerza y una mesa redonda entre el poder y la oposición.

   En Kiev, unos 100.000 manifestantes aclamaron a su líder enarbolando banderas naranjas en la céntrica Plaza de la Independencia de Kiev, bañada de sol y elva a través de medios políticos” y se negó a entablar negociaciones “entre bastidores”.

   Por su parte los presidentes de los grupos del Parlamento Europeo decidieron enviar próximamente a una delegación a Ucrania.

   Yushchenko también llamó a las fuerzas del orden a sumarse a la huelga general anunciada el miércoles.

   Uno de los jefes de la oposición, Olexandre Zintchenko, anunció que han empezado “como advertencia” a bloquear carreteras de la zona fronteriza con Polonia.

   Por último, en Kiev, el edificio del Banco Central estaba engalanado con banderas anaranjadas, el color de la oposición, y el ministerio del Interior anunció al apertura de una investigación sobre la ocupación de la Universidad Chevtchenkov por parte de la oposición.

   En cuanto al ejército, su comandante para la región del oeste, general Mijailo Kutsin, declaró que los militares son neutrales.

   Por su parte, varios miles de partidarios de Yanukovich le expresaron su apoyo manifestándose ante la sede del gobierno.