Pared atribuye a embajador EUA “intromisión descarada” en RD

El discurso del embajador de Estados Unidos, Robert Fannin, reclamando mayor lucha contra la corrupción, hizo ronchas y mereció que el presidente del Senado y secretario general del partido en el poder, Reinaldo Pared Pérez, acusara al diplomático de incurrir en una “intromisión descarada e intolerable” en los asuntos internos del país.

Pared emplazó a la Secretaría de Relaciones Exteriores a pronunciarse sobre la postura del jefe de la misión norteamericana en el país. “Que mire hacia su país”.

El presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, dijo ayer que al declarar que la República Dominicana está rezagada en la lucha contra la corrupción y en el afianzamiento del estado de derecho, el embajador de los Estados Unidos, Robert Fannin, incurrió en una “intromisión descarada e intolerable” en los asuntos internos y pidió a la secretaría de Relaciones Exteriores que se pronuncie sobre esta postura del diplomático.

 “Es una intromisión descarada. Es intolerable. En este tipo de cosas él (Fannin) no debe ignorar  cómo se manejan las relaciones diplomáticas”, dijo Pared Pérez, también secretario general del  Partido de la Liberación Dominicana.

 Manifestó que  Fannin debió  enviarle una nota a la Cancillería en torno a su preocupación sobre los asuntos internos de que se queja públicamente y cuando entienda que intereses de los Estados Unidos puedan estar en peligro como consecuencia de la actitud de algún funcionario.

Pared Pérez afirmó que la crisis financiera de los Estados Unidos perjudica a todo el mundo porque, fundamentalmente, a la comercialización de documentos financieros y bancarios de manera irregular por parte de unos “señores” que no han sido acusados ni llevados ante la justicia.

“Hasta este momento no hay una persona de esas presas en los Estados Unidos”, dijo el presidente del Senado, y agregó que esos funcionarios norteamericanos incurrieron en esas malas artes para enriquecerse.

El legislador señaló que lo que han hecho las autoridades norteamericanas es darle miles de millones de dólares a esas instituciones financieras que son hoy en día las causantes del problema que acogota a la humanidad.

“De modo que yo lo que le diría y le digo al Embajador de los Estados Unidos es que mire hacia su país, donde hay mucha tela por donde cortar y uno espera que así como él ha reclamado que se lleve a cabo o se afiance aquí la lucha contra la corrupción, que también él pida eso mismo con relación con su país”, significo Pared Pérez.