Paredes de autor

Además de delimitar los espacios, las paredes constituyen uno  de los principales detalles a tomar en cuenta a la hora de decorar un ambiente.

Y no solo hay que decidir qué color se le va a poner, sino que hay que buscar determinados elementos que ayuden a resaltarlas.

  ¿Opciones? Hay muchas. Para elegir una, lo mejor es  tomar en cuenta, además de la preferencia de quien habita en el lugar, lo que mejor le vaya al espacio.

Hay quienes también procuran decorar sus ambientes basados en las tendencias actuales. Se siguen lineamientos, diseños, colores, formas, aspectos determinados por  quienes marcan esas pautas.

 Obras de arte. Más allá de las tradicionales pinturas, que casi siempre forman parte de la “vestimenta” de las paredes, hoy día la  musa inspiradora de los artistas ha sobrepasado los límites, y están elaborando otras alternativas para decorarlas, las cuales, además de seguir  siendo igual de llamativas, mantienen la esencia de cada artista, pues al mirarlas, se puede identificar quién es su autor.

Arte San Ramón, por ejemplo, es una tienda especializada  en  ofrecer obras de artistas dominicanos, las cuales pueden ser incorporadas en la casa u oficina, de la forma más sutil  que uno pueda imaginarse.

Son obras de gran valor artístico, que  pueden ser adaptadas a cualquier espacio.

  Pintores, escultores, artistas plásticos en general, han dejado disponible allí algunos de sus trabajos, para que puedan ser parte de la decoración de quienes procuran hacer de esta, una obra de arte.

  Teté Marela, Cristian Tiburcio, Joaquín Rosario, Melissa Roedán, son solo algunos de los artistas que puedes tener en casa.

  Consejos. Los elementos están ahí, pero la forma  cómo colocarlos es algo muy personal. Cada quien le imprime su sello, por lo que usted decidirá cómo hacer y donde poner cada  pieza.

Además, puede utilizar la decoración a su favor y hacer uso de ella en los espacios con los que no sepa qué hacer, como es el caso de una columna en el medio de la sala, donde puede colocar una secuencia de adornos, preferiblemente de la misma forma o que tengan el mismo sentido, como la columna que se muestra en este trabajo.

En este caso, solo déjese llevar por su creatividad, y permita salir al artista que todos llevamos dentro.