Parlamento panameño investigará “en detalle” escándalo de Odebrecht

Odebrecht-e1479947473687

 Panamá. La Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Panamá instaló hoy una comisión que investigará “en detalle” el escándalo de los sobornos de Odebrecht y de otras empresas que puedan estar involucradas en corrupción para hacerse con obras de infraestructuras en el país, dijeron hoy fuentes parlamentarias.

La Comisión de Investigación para los Casos de Corrupción a Nivel Nacional la forman 11 diputados que representan a todas las fuerzas políticas de la AN, y es presidida por Elías Castillo del opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), quien subrayó la “gravedad y alcance” de los sobornos de Odebrecht, que al menos suman 59 millones de dólares.

Castillo indicó que esta Comisión “debe investigar en detalle las implicaciones del escándalo de Odebrecht”, el cual, resaltó, “según lo trascendido compromete a importantes sectores y personalidades de nuestra sociedad”.

El también secretario general del Parlamento Latinoamericano dijo que “59 millones, o seguramente mucho más, hacen repugnantes las acciones de quienes, aún sabiendo las dificultades por las que atraviesan” los panameños que viven en la pobreza, “roban a manos llenas”.

“No, señores diputados, esto no se puede quedar así (…). Si hay responsables o delitos en la Asamblea se deben conocer y sancionar, y si existen sectores, personalidades o altos funcionarios comprometidos con el latrocinio que ha significado el caso Odebrecht, el país lo debe saber”, remarcó.

La comisión, que fue aprobada ayer en el pleno, pondrá su énfasis en los contratos de infraestructura en los periodos de gobierno de Martín Torrijos (2004-2009, Partido Revolucionario Democrático, PRD), Ricardo Martinelli (2009-2014, Cambio Democrático, CD) y Juan Carlos Varela (2014-, Partido Panameñista, PP).

Tendrá 90 días para terminar su investigación y rendir un informe al pleno legislativo sobre sus resultados, pero dicho plazo puede ser prorrogado.   Se contempla viajar a Brasil, “centro del escándalo”, y contactar a los parlamentos de la región que investigan el asunto, indicó Castillo.

Pero reconoció que una investigación periodística sobre donaciones irregulares en el parlamento, “extrañamente oportuna y con propósitos inconfesables, parece empeñada en poner a prueba la autoridad de la AN para desempeñar su papel en este caso”.