Paro de transporte provoca caos en Nicaragua

MANAGUA (AFP).– La capital nicaragüense se encontraba este miércoles al borde del caos por un paro de transporte urbano, y el comienzo de protestas de estudiantes que adversan un alza en las tarifas. En las calles de Managua era notoria la ausencia de autobuses y en su lugar circulaban camionetas particulares sobrecargadas de pasajeros.

Barricadas de adoquines para obstaculizar el tráfico comenzaron a levantarse en algunos puntos de la capital por estudiantes y activistas es que cubrían sus rostros con pasamontañas y portaban tubos lanza-morteros (bombas caseras). La policía se desplegó en las calles con agentes apostados en sitios estratégicos y patrullaje en camionetas repletas de agentes antimotines, pero no impedían los bloqueos de los manifestantes.

El ministro de Transportes, Pedro Solórzano, avaló la noche del martes el alza del pasaje de 2,50 a 3 córdobas (de 15 a 18 centavos de dólar) en un intento por poner fin al paro.

“El pasaje vale tres córdobas y esa zozobra se tiene que terminar”, aseguró Solórzano tras reunirse con dueños de autobuses, que el martes paralizaron el servicio tras la quema de tres unidades por supuestos estudiantes.

El presidente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte (Urecotraco), Rafael Quinto, declaró que no sacarán a circular los buses hasta que las autoridades no logren acuerdos con los estudiantes.

“Es injusta esa medida (de aumento del pasaje), nos afecta a todos, esto no es político, es la realidad que estamos viviendo”, dijo a la AFP uno de los estudiantes de la Universidad de Ingeniería, que se identificó como Roberto.

El joven, el rostro cubierto con un pañuelo, manifestó que “nos da miedo andar en esto, pero ya no se puede… a veces no tengo para pagar el pasaje y cuando nadie me presta no puedo venir a clases”.

Afirmó que para viajar a la Universidad cada día debe utilizar seis rutas de autobús, lo que significa un desembolso diario de 1,08 dólares.

La mayoría de los nicaragüenses viven con un dólar al día, según estudios de economistas independientes.

“El Gobierno alega que no puede hacer nada porque todo es por el petróleo, entonces que tome la condonación de la deuda y se la de a los buseros y así ya no hay huelga ni protestas ni nada”, afirmó otro joven.

Nicaragua recibió en 2004 un perdón de parte de su deuda externa por 3.652 millones de dólares (de un total de 6.500 millones), en el contexto de la Iniciativa de Países pobres y Altamente Endeudados (Hipc, en inglés).

Trabajadores de la Construcción y la alcaldía de Managua, protestaron ante el ministerio del Trabajo, en el sector sur de Managua, para exigir un ajuste de salario mayor al de 15% que aprobó el Gobierno.

“Ese aumento no beneficia a los trabajadores y si no se acepta un aumento, nos van a ver en las calles y vamos a concluir en una huelga general”, declaró a la prensa el dirigente de la Construcción Luis Barboza.

En medio del clima de tensión tropas del Ejército se dejaron ver por la prensa en traje de camuflaje realizando ejercicios en una vía alterna al hotel Crowne Plaza, en el centro de Managua.

El vocero militar, mayor Alvaro Ibarra, negó que el entrenamiento esté vinculado a la situación de protestas, y afirmó que era una acción “rutinaria”.

“No creo que haya una intervención del Ejército, pero sí una demostración de fortaleza o de alerta” de parte del gobierno”, apuntó la diputada María Eugenia Sequeira, del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha).