Parque Pradera Verde es un nuevo concepto de cementerio

Tres situaciones se teme que ocurran  con frecuencia en los cementerios sin seguridad ni vigilancia: Que cambien el ataúd por uno de inferior calidad, que se lleven los restos o que carguen con el cadáver y el cajón el cuerpo a la vez.

 Un concepto diferente que se plantea evitaría tales ocurrencias. Y es el  cementerio que se desarrolla en Santo Domingo Este, denominado Parque Pradera Verde, bajo las directrices del vicepresidente ejecutivo, ingeniero Luis Meneses. Este venezolano tiene la experiencia de haber participado en la instalación de los cementerios privados que con anterior a éste se construyeron en el país.

 Parque Pradera Vera entró en operación en julio del año 2007, en una extensión de 300,475.99 kilómetros cuadrados.

Meneses, quien tiene el orgullo de ver su obra, con una inversión de ocho millones de dólares, de los que les han ejecutado dos millones. Dijo que  han sepultado  cuatro personas. Sin embargo, afirma que cuentan con la seguridad y la comodidad para que las honras fúnebres que una familia celebra a un ser querido sean decentes y dentro del recogimiento que amerita un momento tan difícil como éste. Cree que la sociedad está aferrada a los enterramientos tradicionales y a los nichos con velas y santos, que no se permiten en este parque.

La adquisición

Meneses considera que la gente debe aprender a prepararse para lo único seguro en la vida: la muerte. Expresó que con RD$42,000 en adelante venden un lote, pagado a cinco años. Señala que dan facilidades a la gente para que compre, a crédito, para comprar un lote, en el que pueden enterrarse dos cuerpos. La ventaja del parque la señala por no tener estructura, sino un área de grama y árboles. Una lápida es lo que identifica los enterramientos.