Parques están convertidos en basureros y nidos delincuentes

P10

SANTIAGO. En lugar de grandes espacios para que la familia, los amigos y los turistas se encuentren para abrazarse en una conversación, o para deleitarse con un recital o una buena obra de teatro, los principales parques de la ciudad son lugares destruidos y pernoctados por delincuentes, drogadictos y parejas en busca de placer.
La arrabalización, la falta de vigilancia y aseo, la prostitución, el consumo de drogas y otros hechos hacen que sean poco útiles para el sano esparcimiento.
Ante la indiferencia de las autoridades locales se encuentran en decadencia el parque Duarte, el Colón, el de los Chachases, Ercilia Pepín, y Fernando Valerio, a pesar de ser remodelados en distintas administraciones locales. Hoy son utilizados como paradas de transporte público, lugar de encuentros entre parejas, limpiabotas, juegos de azar, haitianos, entre otros hechos que se vienen registrando en esos lugares.
A pesar de que el parque Duarte fue remozado en la gestión del alcalde Gilberto Serulle, con miras a que el mismo refleje la cultura de Santiago, si damos un paseo por allí, observamos que hay de todo. Ropas tendidas a un lado, casetas de venta de artículos comestibles, limpiabotas, jugadores de azar, ventas de ropa usada, de celulares y gente sentada en la estatua en honor al Patricio.
Esta estatua la tienen en el abandono, con los focos rotos y la grama que ya no es grama, es tierra.
Lo parques Colón y Fernando Valerio, acondicionados en la gestión de José Enrique Sued, que abrió un gran espacio para presentaciones artísticas, lucen descuidados en su totalidad. Han roto las cadenas de las imágenes de las tres carabelas, los zafacones y los bancos están rotos y hay un hedor fuerte, producto de la falta de vigilancia.
No ha valido que los sacerdotes de la iglesia La Altagracia, que queda al frente, hayan pedido a las autoridades más control.
El parque Los Chachases está totalmente destruido. En sus frondosos árboles se manifiesta el descuido por la basura y el hedor a heces fecales y orines.
El parque Ercilia Pepín en igual situación, será apadrinado para mejorarlo.