Párroco Arias pide no votar por los políticos corruptos

22_01_2016 HOY_VIERNES_220116_ El País4 A

El párroco de la iglesia Santo Tomás Apóstol, José Ramón Arias Almonte, exhortó ayer a los dominicanos a no votar por los políticos corruptos y castigarlos con el sufragio hasta que esto cambie, tras deplorar el estado de inseguridad ciudadana en que está la República.

“Si usted sabe de un político corrupto, no vote por ese político, y si tiene mucho dinero que pertenece al Estado, vamos a quitarle una partecita para que se le distribuya a las personas más necesitadas”, dijo, planteamiento que hizo a título personal, al bajar del púlpito.

Declaró que le gustaría que los candidatos a la Presidencia de la República firmen el Pacto Ético contra de Corrupción.

“Verlos debatir juntos los problemas del país, como lo hacen en Estados Unidos, en armonía y compartiendo preguntas de los periodistas, y el dominicano podrá así elegir por quién votar, libre y voluntario, sin engaño, sin demagogia”, manifestó Arias Almonte.

Expresó que los principales males radican en la inseguridad, la corrupción, la falta de amor, la indiferencia y el no aceptar a Dios.

Llamó desde al presidente Danilo Danilo Medina hasta el más humilde servidor de la nación a que unidos combatan males.

Suplicó a las autoridades que destinen para la seguridad ciudadana tantos recursos como los previstos para la educación del país y que se le ponga especial atención al aumento salarial de la Policía Nacional, por tratarse de los agentes que velan por la seguridad de la población.

Al oficiar una misa en la parroquia de la calle Interior H, del ensanche capitalino Espaillat, con motivo de la conmemoración, ayer, del Día de la Virgen de la Altagracia, el sacerdote dijo que los principales males de la sociedad están en las necesidades de la gente.

Señaló que el papa Francisco ha atacado mucho la corrupción y que en este país se viven momentos de corrupción muy tristes y hay que enfrentar eso de alguna manera.
Arias Almonte pidió a la población acoger la Carta Pastoral de los obispos, sobre la festividad religiosa de La Altagracia, que llama a promover valores cristianos, como el amor, la solidaridad, la paz.

“Una persona que no esté de acuerdo con los valores cristianos, inmediatamente va a darse cuenta de la reacción”, aseguró.