Partidos de oposición rechazan forma eligieron miembros JCE

Los opositores dijeron que estarán v¡gilantes frente al accionar de los nuevos miembros de la JCE

El bloque de partidos de oposición rechazó ayer la manera como el Senado escogió a los nuevos miembros de la Junta Central Electoral (JCE), por considerar que fue de forma unilateral, antidemocrática y en obediencia la instrucción de Danilo Medina y el Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
Durante una rueda de prensa en un hotel de esta Capital, los opositores dijeron que el país y su sistema democrático perdieron la oportunidad de llegar a un gran acuerdo nacional en cuanto a la escogencia de la JCE, debido a la visión autoritaria del PLD, que procura el control de todos los poderes del Estado.
Quique Antún Batle, presidente del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), quien leyó un documento en representación del bloque, dijo que lo que hizo el Senado fue un claro reparto entre las facciones que operan dentro del partido de gobierno, lo que en opinión de ellos representa un retroceso democrático e institucional para el país.
Aprueban dos miembros. Al referirse a los nuevos integrante del órgano electoral, dijeron que el perfil de dos de los electos, que nunca citaron, armoniza con lo planteado por ellos como indispensable para la conformación de una JCE imparcial y confiable.
“Sin embargo, en ese momento precisamos que no podía hacerse como una decisión unilateral del gobierno y su partido, sino como resultado del consenso”, expresaron.
Indicaron que la elección de esa junta, con “mayoría peledeista”, obliga a la oposición a asumir una actitud crítica y vigilante frente al nuevo órgano electoral, a fin de denunciar, accionar y movilizar a la ciudadanía ante cualquier actuación que refleje parcialidad política y que tienda a comprometer la legalidad, la limpieza, la credibilidad y la idoneidad de los comicios del año 2020.

Continuarán lucha. Los partidos de oposición ratificaron su decisión de mantener el esfuerzo conjunto de lucha para garantizar y ampliar los espacios de participación democrática, para exigir la conformación de un Tribunal Superior Electoral y una Cámara de Cuentas integrados por hombres y mujeres imparciales y apartidistas.
Señalaron que impulsarán las reformas estructurales que en materia electoral necesita el país, a fin de que el sistema democrático descanse en la justeza, la limpieza y la transparencia en la celebración de las elecciones presidenciales, congresuales y municipales.