Paseo navideño POR EL MUNDO

19_11_2015 HOY_JUEVES_191115_ ¡Vivir!1 C

Con la nieve y las luces de colores, el espíritu navideño se establece en Nueva York. El primer gran evento es la cena de Acción de Gracias, que se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

Se trata de una tradición muy antigua. De hecho, se cree que comenzó a celebrarse en 1621 cuando los colonos que llegaron desde Europa hasta Plymouth (que hoy en día forma parte del Estado de Massachusetts), tras una buena cosecha, ofrecieron una fiesta a los indígenas de aquellas tierras y compartieron con ellos sus alimentos en agradecimiento por haberles prestado ayuda y enseñado a labrar los campos.

El día después de Acción de Gracias es el denominado “Black Friday”, pistoletazo de salida a las compras navideñas, una jornada con grandes descuentos en las tiendas, donde los productos se venden al precio más bajo de todo el año.

Nueva York. Pero la Navidad no llega realmente a la ciudad hasta que tiene lugar la ceremonia de encendido del gran árbol situado en el Rockefeller Center. Es un evento que congrega a una multitud, que suele contar con la presencia de algún cantante famoso y que se televisa en directo. Además de por su emblemático árbol de Navidad, Rockefeller Center es famoso por su pista de hielo. Patinar en este lugar es una experiencia inolvidable, que se ha convertido en tradición, tanto para neoyorkinos como para turistas.

Por otro lado, la iluminación navideña es un verdadero espectáculo que envuelve toda la ciudad. Existen rutas en autobús para contemplar las luces de Navidad, tanto por Manhattan como fuera del centro, donde se muestran las exuberantes decoraciones de las casas particulares.

Otra cita ineludible en Nueva York es la celebración de la Nochevieja en Times Square. Cada 31 de diciembre una gran cantidad de personas se congrega en esta emblemática plaza para despedir el año y dar la bienvenida al nuevo con la caída de la bola y la posterior lluvia de confeti.

Fiestas en México y el niño viajero de Cuenca. La época navideña también se vive de una manera muy especial en México. El conocido “maratón Guadalupe-Reyes” comprende varias semanas repletas de celebraciones, que comienzan el 12 de diciembre, cuando se conmemora a la Virgen de Guadalupe, y termina el 6 de enero, día de Reyes.

En este periodo son habituales los intercambios de regalos, las comidas familiares y las quedadas con compañeros de trabajo. Una de las tradiciones más singularmente mexicanas son las posadas, que recuerdan el peregrinaje de José y María por Belén.